Coronavirus. A falta de fútbol, la final de la Copa del Rey se jugó desde los balcones en el País Vasco

Guipúzcoa y Vizcaya, embanderadas
Guipúzcoa y Vizcaya, embanderadas Crédito: @AthleticClub
(0)
18 de abril de 2020  • 17:32

Algunos de los hinchas que a principios de marzo soñaban con estar este sábado en el estadio sevillano La Cartuja reemplazaron el ritual saliendo a los balcones de sus casas para colgar banderas de las barandas y entonar cánticos. Nostalgia de fútbol y añoranzas por ocupar tribunas en un partido que iba a ser histórico.

El coronavirus, que se llevó por delante los calendarios futbolísticos, se cargó por tiempo indefinido un partido muy especial, repleto de rivalidad y de connotaciones regionales: Athletic Bilbao y Real Sociedad debían enfrentarse este 18 de abril por primera vez en una final por la Copa del Rey. Desde el 4 y el 5 de marzo, cuando superaron las semifinales, en Bilbao y San Sebastián se empezaba a palpitar una definición vasca que fue quedando acorralada a medida que se extendía la Covid-19.

Como la mayoría de las competencias, esta final no tiene fecha de reprogramación. Se especula con que casi todos los torneos se reanudarán sin público, una ausencia que convertirá al fútbol en una representación fantasmal, de acuerdo con varias opiniones internacionales calificadas. Entre ellas, la de César Menotti en el diario Sport: "El fútbol sin hinchas para mí es otro deporte. No podría ver un partido así, me haría mal. Nací hincha antes que futbolista y ver un estadio vacío, me hace mal". Y la de Rainer Bonhof, ex futbolista y vicepresidente de Borussia Moenchengladbach, en El País, de España: "Jugar a puerta cerrada es una basura. No tiene nada que ver con el fútbol. Nuestros hinchas animan al equipo durante 90 minutos. Sin ellos, y sin los aficionados rivales, vamos a perder el clima dentro del campo. También se perderá esa vibración que se producía en la ciudad en los días de partido, que es lo que hace grande al juego".

El jugador Iker Muniain participó en un mensaje por video
El jugador Iker Muniain participó en un mensaje por video Crédito: @AthleticClub

Si todo partido sin simpatizantes no tiene sentido, mucho menos aún un Athletic Bilbao-Real Sociedad que define una copa. Las previsiones indican que la curva aplanada del coronavirus permitirá primero que se vuelva a jugar, y para más adelante quedará la asistencia de público. Será un gran desafío para la Real Federación Española de Fútbol y los dirigentes de ambos clubes conciliar la necesidad de celebrar el encuentro sin despojarlo del componente identitario de las dos parcialidades.

Como la de este sábado no era una fecha más en Vizacya y Guipúzcoa, miles de hinchas cubrieron balcones y ventanas de rojiblanco y albiazul. Los clubes tampoco quisieron quedar al margen de este partido fallido y con jugadores de ambos equipos hilvanaron un mensaje en el que destacan la singularidad de la final, la unión entre las dos hinchadas, la labor de médicos y sanitaristas y que al coronavirus se lo vencerá entre todos, sin distinción de colores.

La compaginación de frases en el video quedó así: "Por primera vez, tras más de 100 ediciones de Copa, la Real y el Athletic nos vemos las caras en una final" (Iker Muniain, Athletic). "«La final vasca», la llaman. Será un partido histórico, cargado de rivalidad, pero también de alegría y unión entre aficiones" (Aritz Elustondo, Real Sociedad). "Y cuando sea, será una gran final, primero porque significará que habremos superado los peores momentos de esta pandemia" (Aduriz, Athletic). "Segundo, porque lo logramos entre todos" (Willian José, Real Sociedad). "Sobre todo, eskerrik asko [«gracias»] a lo que estáis trabajando en primera línea de esta final contra el virus" (Iñaki Williams, Athletic). "No importa cuáles sean tus colores. Esta final es de todos y entre todos la ganaremos" (Asier Illarramendi, Real Sociedad).

Será la primera final por la Copa del Rey entre los dos principales clubes del País Vasco, tierra de la que salieron los protagonistas de tres definiciones: Athletic vs. Vasconia Sporting Club (1910), Racing de Irún vs. Athletic (1913) y Real Unión vs. Arenas (1927). Con el tiempo, Athletic construyó una estirpe de equipo copero, con 40 finales y 23 títulos, superados solamente por los 30 de Barcelona. Los antecedentes de Real Sociedad en la competencia son más modestos, con dos trofeos en seis definiciones.

Para citarse en la final, Athletic eliminó en las semifinales a Granada, y Real Sociedad, a Mirandés. Los resultados más resonantes de ambos se dieron en cuartos de final, etapa en la que Athletic dejó al margen a Barcelona, y los donostiarras, a Real Madrid. Pero por cierto, la final de los balcones, por muy folklórica que fuera, no arrojó un ganador.

Los balcones reemplazaron a las tribunas
Los balcones reemplazaron a las tribunas Crédito: Twitter

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.