Descreído: Pep Guardiola contó qué pensó el día en que conoció a un tímido Lionel Messi

Messi y Guardiola en un entrenamiento de Barcelona en 2008; la alianza entre el astro y el gran DT ya estaba encaminada
Messi y Guardiola en un entrenamiento de Barcelona en 2008; la alianza entre el astro y el gran DT ya estaba encaminada
(0)
29 de octubre de 2019  • 08:16

Los comienzos de Lionel Messi en el fútbol siempre agregan detalles desconocidos y una cuota de fascinación. Aquel chiquilín que había sido diagnosticado con problemas de crecimiento empezó a dar que hablar desde muy temprano en el Fútbol Club Barcelona, que tomó nota de que en su casa tenía una joya, más allá de algunos "descreídos".

Curiosamente, uno de los más desconfiados entonces era Pep Guardiola, el técnico que luego lo lanzaría al estrellato en un equipo de ensueño y que se llevó todos los títulos posibles. El ahora DT de Manchester City dialogó con Catalunya Radio y reveló una anécdota inédita: el día en que conoció a la Pulga en la Masía.

Descreído: Pep Guardiola contó qué pensó el día en que conoció a Lionel Messi - Radio Catalunya

00:33
Video

"Alguien de la cantera ya me había dicho que había uno muy bueno. Me dijeron que era muy pequeño, pero que metía muchos goles y que regateaba muy bien. No lo conocía y un día lo vi con su padre en la tienda Nike en El Prat. Lo vi pequeño y tímido y pensé, ¿éste es ese tan bueno como dicen?...", relató Pep.

Sin embargo, aquel Messi que ya se enseñaba endemoniado en el campo no dejó margen de duda en los amistosos. "Nosotros empezamos una temporada en Escocia, ganábamos 6-1, 5-0 y él metía tres goles. Pensé que con él lo ganaríamos todo", confesó Guardiola. El tiempo les dio la razón, ya que juntos lograron tres Ligas de España, dos Copas del Rey, tres Supercopas de España, dos Champions League, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes. Además, Messi fue elegido el mejor del mundo en cuatro ocasiones.

Otras frases de Pep:

Los recuerdos de aquel Barcelona glorioso: "Entre partido y partido no había mucho tiempo para disfrutar, pero sí en el proceso de construcción del equipo. Ver que los cambios funcionaban y que todo iba fluyendo... Cómo se portaban entre los jugadores, la química, el respeto al estatus, cómo sabían quién era el mejor y cómo se aceptaba la distribución de los salarios. Todo se iba situando".

Su buena relación con el plantel: "Éramos un grupo de amigos que salían a cenar a menudo. Un grupo que sabía tirar hacia delante en los momentos de dificultad. Todo eso estuvo muy bien, pero el peso de conducir un transatlántico como el Barcelona hace que no tengas mucho tiempo para disfrutar".

El adios de Pep tras la temporada 2011/12: "Nos dimos mucho los unos a los otros. Pero hay un momento, por un proceso natural del tiempo, que las cosas se acaban. Y ves que tú no serás el mismo, que tendrás que excusarte, que ellos quizá tampoco... y se acaba. Pero se terminó de forma natural no acabamos a los golpes".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.