Diego Simeone y los 9 de área: el nuevo reto para Luis Suárez en el viaje de Barcelona a Madrid

Lucho Suárez y la familia: Sofía, su señora, y sus hijos: Delfina, Benjamín y Lautaro
Lucho Suárez y la familia: Sofía, su señora, y sus hijos: Delfina, Benjamín y Lautaro Crédito: FC Barcelona
Alberto Cantore
(0)
25 de septiembre de 2020  • 00:01

Las lágrimas de despedida, después de seis años en Barcelona, encerraron una mezcla de emoción, orgullo y aflicción. Luis Suárez desanduvo una montaña rusa de emociones en su paso por el club catalán, que no dudó en contratarlo después de la sanción que le aplicó la FIFA por un mordisco al italiano Giorgio Chiellini, en el Mundial de Brasil, y se desprende del artillero en medio de una agitada renovación de plantel que alienta el presidente Josep María Bartomeu y aplica el entrenador Ronald Koeman.

El uruguayo se convirtió en el tercer goleador de la historia de los blaugranas, con 198 festejos; levantó todos los títulos posibles que juega un equipo, entre Mundial de Clubes, Champions League, Supercopa de Europa, Liga, Copa del Rey, Supercopa de España, e integró una de las fórmulas ofensivas que dejó una marca indeleble, junto con Messi y Neymar. El destino le preparó un nuevo reto, en la misma Liga de España y en un equipo que mantiene una relación particular con los N°9. En sintonía con el estilo que pregona su nuevo entrenador, el delantero charrúa no sabe de tibieza ni de medias aguas. En Atlético de Madrid, el faro de área convive con la gloria y el reconocimiento o resulta minimizado y relegado. El Cholo Simeone y los nueve de área, un nuevo capítulo para la aventura de Suárez.

La hora de la despedida; la última caminata por los pasillos del Camp Nou
La hora de la despedida; la última caminata por los pasillos del Camp Nou Crédito: FC Barcelona

De 33 años, el uruguayo quiere demostrar que le queda hilo para actuar en una de las mejores cinco ligas de Europa y en un club con historia, que entendió que el camino para batallarle la supremacía a Real Madrid y a Barcelona es con un proyecto consolidado, más allá de los paladares futbolísticos. Simeone iniciará su novena temporada en el Atlético de Madrid, con la Champions League, el campeonato y la Copa del Rey como objetivos. Y a ese desafío sumó al Pistolero, que intentará caminará por esa pasarela de luminarias como lo hizo el colombiano Radamel Falcao, el francés Antoine Griezmann y el hispano-brasilero Diego Costa en su primer ciclo. Pero también la que recorrieron sin suerte Jackson Martínez, Kevin Gameiro y hasta Fernando Torres en sus dos vueltas.

Medio año antes de que Simeone firmara con Atlético Madrid, Sergio Agüero se marchaba a Manchester City y Diego Forlán a Inter, de Milán. El Cholo explotó a Falcao y lo convirtió en un futbolista top: el Tigre levantó junto al DT una Europa League, una Supercopa de Europa y una Copa del Rey. Cuando el colombiano se marchó a Mónaco, Diego Costa tomó el control del área y encontró la estabilidad y el espacio para ser el referente de área; en 2014 rumbeó hacia Chelsea y ahora, su segundo ciclo, no tiene el mismo brillo que el primero. Entonces fue Griezmann el que se quedó con el testimonio, hasta que Barcelona rompió el mercado hace poco más de un año para anotarse al francés.

El saludo a otro referente blaugrana: Gerard Piqué
El saludo a otro referente blaugrana: Gerard Piqué Crédito: FC Barcelona

El ojo clínico del Atlético Madrid no siempre resultó eficiente. El colombiano Jackson Martínez arribó en 2015 y apenas se sostuvo siete meses en Manzanares, antes de emigrar al emergente mercado chino; al mismo tiempo firmó Luciano Vietto, que nunca logró afianzarse y al año inicio un ciclo de préstamos por Sevilla, Valencia, Fulham y Sporting de Lisboa. El francés Gameiro continuó la saga y a pesar del entendimiento que alcanzó con su compatriota Griezmann no pudo convencer: 27 goles en 82 juegos, los números que condicionaron su futuro. Ni el Niño Torres y su gloria rompieron la flojera.

En la última temporada, Diego Costa y Álvaro Morata se exhibieron en el rol de delantero centro. Futbolistas con virtudes diferentes, pero que no lograron desplegar lo que Simeone quiere y añora de los N°9. El madrileño se marchó a Juventus, mientras que al hispano-brasilero se le humedeció la pólvora con la que deslumbró en sus mejores días.

Crédito: FC Barcelona

"Es el mejor jugador como nueve de raza que puede tener un equipo", lo elogió Simeone, en 2015; dos años antes, el DT lo tuvo en carpeta, pero no logró arrebatárselo a Barcelona. "Un equipo competitivo, que siempre está luchando. Me veo capaz de seguir compitiendo en la Liga. Empiezo también una etapa muy ilusionante", señaló en la despedida el salteño, al igual que Edinson Cavani, otro goleador que estuvo en el radar del Atlético de Madrid. El Cholo, a bajo costo, volvió a agitar el mercado de pases con un N°9 con las características y el apetito voraz que es una marca registrada para su equipo.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.