Eduardo Coudet y el déficit en los mano a mano: el DT puede despedirse de Racing con otro título y reivindicándose ante Tigre

Eduardo Coudet puede conseguir ante Tigre, por el Trofeo de Campeones, su segundo título como DT de Racing
Eduardo Coudet puede conseguir ante Tigre, por el Trofeo de Campeones, su segundo título como DT de Racing Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Nicolás Zuberman
(0)
13 de diciembre de 2019  • 20:00

A lo largo de los dos años que lleva como entrenador de Racing, Eduardo Coudet le supo imprimir a sus conferencias de prensa el sello risueño que muestra desde su época de volante derecho. Quedarán en el recuerdo la apuesta por un cono de papas fritas con un periodista ante una consulta táctica en plena charla, o el suplicio de que apaguen los televisores de la sala de prensa porque ya no quería ver las atajadas de Franco Armani, luego de la primera derrota como local ante River. Pero Chacho también mostró algunas veces su cara menos amable en esos idas y vueltas con la prensa.

Casi siempre, cuando hubo una consulta por la falencia que mostró su equipo en los cruces mano a mano, sobre todo porque aún le dura la bronca de las llaves perdidas con Rosario Central en las finales de Copa Argentina ante Boca y River y la de los cuartos de final de la Copa Libertadores 2016 ante Atlético Nacional de Medellín.

Aunque enojara a Coudet, uno de sus déficit en el ciclo que termina este sábado, ante Tigre, en Mar del Plata, por el Trofeo de Campeones, estuvo en los partidos eliminatorios: dos prematuras despedidas en la Copa Argentina ante equipos del ascenso como Boca Unidos y Sarmiento de Resistencia, una contundente caída ante River en los octavos de final de la Libertadores 2018, el debut con eliminación ante Corinthians en la primera etapa de la última Sudamericana y el adiós de la Copa de la Superliga ante Tigre, después de haber avanzado solo una fase ante Estudiantes. De seis cruces directos, solo pasó en uno, aunque fue gracias a dos empates (1-1 en La Plata, 0-0 en Avellaneda). Justo en el partido que marcará el fin de su exitoso ciclo y que tiene nada menos que una estrella en juego, Chacho tendrá ante Tigre la oportunidad de reivindicarse en esa faceta.

Copa Argentina 2019, vs. Sarmiento de Resistencia

El primer cruce directo que tuvo el ciclo de Coudet, que comenzó el 28 de enero de 2018, fue por la pasada Copa Argentina, ante Sarmiento de Resistencia. La Academia venía de perder en la última fecha de la Superliga 2017/18 la posibilidad de clasificarse a la Libertadores 2019 tras caer como local ante Colón.

El equipo chaqueño, que competía dos categorías más abajo, llegó a la cancha de Banfield en micro tras viajar mil kilómetros. Y se llevó el partido por 1 a 0, tras un gol de Horacio Orzán. "Fue un papelón. No me sale decir otra cosa. Tiramos seis meses muy buenos a la mierda", fue la dura autocrítica del entrenador después de las dos derrotas consecutivas.

Copa Libertadores 2018, vs. River

Luego del largo receso por el Mundial de Rusia 2018, Racing arrancaba la temporada con el gran objetivo: la Copa Libertadores. En los octavos de final, el rival era nada menos que River, que ya empezaba a configurarse como la bestia negra de Coudet. En la ida en Avellaneda no pudo romper el 0 a 0 pese a jugar con un hombre más que el rival durante todo el segundo tiempo, por la expulsión de Leonardo Ponzio.

En la vuelta en el Monumental no hubo paridad: el Millonario se impuso con claridad por 3 a 0 y todo terminó en escándalo luego de que Ricardo Centurión se fuera expulsado y dibujara con sus manos la camiseta de Boca para provocar a los hinchas locales. Para la Academia fue un cachetazo enorme, aunque de esa desilusión logró construir los cimientos para conquistar el título de la Superliga.

Copa Sudamericana 2019, vs. Corinthians

El Chacho no tuvo suerte en los sorteos de las dos certámenes internacionales que disputó. Por los octavos de final de la Libertadores 2018 que lo tenía como protagonista le tocó River. En la Sudamericana de este año, en la primera etapa, el fixture le marcó que el rival era Corinthians en febrero, justo el mes en que debía medirse con River e Independiente para defender la punta de la Superliga.

Racing afrontó ambos partidos ante el Timao con suplentes: consiguió un buen empate 1 a 1 en San Pablo, pero dos semanas después repitió el resultado como local y la clasificación se definió en una larga tanda de penales. Luego de que Augusto Solari fallara el séptimo penal, la Academia quedó eliminada y se frustró una vez más el objetivo internacional. A las puertas de la vuelta olímpica en el torneo local, el golpe no dolió tanto.

Copa de la Superliga 2019, vs. Tigre

Cuando todavía no había terminado de festejar la obtención de la Superliga, Racing se encontró con que tenía que jugar la flamante Copa de la Superliga. Si bien ingresó al certamen una rueda después, no lo afrontó en las condiciones físicas ni anímicas ideales tras haber gastado sus energías en la recta final del campeonato. Tras superar a Estudiantes, se encontró en cuartos de final con Tigre.

En Victoria, el Matador fue muy superior a la Academia y se llevó un 2 a 0 que ponía la serie cuesta abajo para los de Coudet. Tres días después, en el Cilindro, Racing salió a jugar convencido de demostrar por qué había sido el mejor del fútbol argentino: en el primer tiempo ya había puesto la serie 2 a 2. Pudo definirlo en la segunda mitad, pero erró situaciones. Cuando todo parecía encaminado a los penales, un bombazo agónico del lateral Matías Pérez Acuña le dio la clasificación a Tigre.

Copa Argentina 2019, vs Boca Unidos de Corrientes

El arranque de este semestre pareció predecir el enrarecido fin de año que tuvo la Academia. En la cancha de Lanús, Boca Unidos de Corrientes, otra vez un equipo que compite dos categorías más abajo, lo eliminó en la primera ronda de la Copa Argentina. Los correntinos llegaban con apenas un par de días de pretemporada, pero gracias a su arquero y a la poca puntería de los delanteros de Racing pudo sostener el 0 a 0 para forzar los penales.

Allí, con un punto del penal embarrado que provocó el error de algunos jugadores, el arquero correntino se volvió a hacer fuerte para llevarse el partido. "Una cosa es lo que nos sucedió el año pasado cuando no estuvimos a la altura y otra es lo que nos pasó hoy, que jugamos mucho mejor pero no pudimos convertir. La realidad es que a Racing se le hace esquiva esta Copa", fueron las declaraciones del Chacho después de la última derrota en una eliminatoria. Ahora le llegó la posibilidad de revancha, nada menos que en esta final ante Tigre.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.