El 2014 terminó sin títulos para Messi: de la final perdida en Brasil, a los récords con Barcelona

En 2014 Messi se convirtió en el máximo goleador de la Liga de España
En 2014 Messi se convirtió en el máximo goleador de la Liga de España Fuente: Archivo
Desde 2007 que la Pulga termina un año sin conseguir un campeonato; de la tristeza por caer ante Alemania a resurgir con Barcelona y finalizar con 58 goles
(0)
22 de diciembre de 2014  • 11:41

Video: 71245

Video

Se termina un 2014 que quedará con sabor amargo para Lionel Messi, un año en el que la Pulga estuvo muy cerca de conseguir el Mundial, el título tan ansiado, pero se quedó con las manos vacías cuando el equipo de Alejandro Sabella cayó ante Alemania. No sólo eso: con Barcelona, en este año, no pudo conseguir ningún título. Sin embargo terminó el año mejor de lo que lo empezó -al menos en el club catalán- con varios récords rotos y 58 goles marcados con ambas camisetas.

Cómo no ocurría desde 2007, Lionel Messi cerró el año sin títulos bajo el brazo. En los últimos seis años ganó de todo: Oro en los Juegos Olímpicos (2008), Liga de España (2009, 2010, 2011 y 2013), Champions League (2009 y 2011), Copa del Rey (2009 y 2012), Supercopa de España (2009, 2010, 2011 y 2013), Supercopa Europa (2009 y 2011) y Mundial de Clubes (2009 y 2011).

Messi arrancó el 2014 recuperándose de una lesión y el 8 de enero volvió a las canchas tras estar casi 60 días parado, con dos goles para la victoria de Barcelona, en aquel momento del Tata Martino, ante Getafe. Días más tarde se llevaba su primer traspié: perdió el Balón de Oro, que quedó en manos de Cristiano Ronaldo.

A Barcelona las cosas se le empezaron a complicar cuando en una semana perdió la Copa del Rey, primero, y fue eliminado de la Champions League después. Real Madrid lo venció en la final y luego Atlético de Madrid, el equipo del Cholo, lo dejó afuera en cuartos de la competencia europea. El mismo equipo de Simeone, a mediados de mayo, le ganó la Liga al Barca. Llegó la última fecha con tres puntos de ventaja, un triunfo le daba a Messi y compañía la posibilidad de un nuevo título, pero fue 1-1 y festejo colchonero.

En Brasil, la Pulga volvió a marcar en un Mundial
En Brasil, la Pulga volvió a marcar en un Mundial Fuente: Archivo

Llegó el momento más esperado del año: el Mundial de Brasil. La selección de Sabella llegó con la ilusión de poder levantar la Copa, con un grupo más que accesible que le devolvió a Messi la chance de marcar en una Copa del Mundo, cómo no se le dio en 2010. Esos tres partidos fueron lo mejor de la Pulga: gol a Bosnia, triunfo sobre la hora ante Irán y dos a Nigeria. De octavos para adelante se le cerró el arco y el final de la historia no fue feliz: Goetze le dio el título a Alemania. En Brasil, la Pulga terminó ganando el Balón de Oro, tiempo después, Joseph Blatter, presidente de FIFA, confesó que fue "un error" haberlo elegido.

Pasó el Mundial y Alejandro Sabella se fue de la selección. Su lugar lo ocupó Gerardo Martino, el camino los volvió a encontrar a él y a Lionel Messi, quienes meses atrás trabajaban en Barcelona juntos. En cuatro partidos de la celeste y blanca, el Tata consiguió dos triunfos y dos derrotas. Messi, marcó tres goles.

La tristeza de Messi y Sabella, tras la final perdida contra Alemania
La tristeza de Messi y Sabella, tras la final perdida contra Alemania Fuente: Archivo

Con Luis Enrique en el banco de Barcelona, más la confirmación de Neymar y la llegada de Luis Suárez, Messi volvió a sentirse la figura clave del conjunto catalán, y a un año con pocas alegrías si de títulos se habla, la Pulga lo coronó con récords y más récords.

En marzo le marcó tres goles a Real Madrid, en el Bernabéu, y se convirtió en el máximo goleador en la historia del clásico español. Así cómo en una semana perdía la Champions y la Copa del Rey, en apenas tres días Messi escribió su nombre en la historia grande del fútbol europeo: le hizo tres a Sevilla y superó a Telmo Zarra cómo máximo goleador en la Liga de España. Luego, ante Apoel, superó a Raúl y es el máximo goleador en la Champions League.

El 2014, el año en el que Lionel Messi cumplió diez años como profesional, logró superar los 400 goles con la camiseta de Barcelona. Fue nada menos que en el Derbi contra Espanyol, dónde marcó tres goles y además se convirtió en el máximo artillero en el clásico catalán.

El sábado, ante Córdoba, Messi cerró el año con dos goles para completar 58 tantos en el 2014. Con chances en la Liga de España y en la Champions League, Barcelona y la Pulga quieren volver a conseguir un título. La primera final para Messi será el Balón de Oro, dónde está ternado con Cristiano Ronaldo y Manuel Neuer.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.