El backstage del Superclásico: "¡Bienvenidos a Buenos Aires en noviembre!”

La hora de demostrar: Jonatan Viale con la pelota
La hora de demostrar: Jonatan Viale con la pelota Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Claudio Cerviño
Sebastián Fest
(0)
4 de noviembre de 2018  • 01:00

De repente, la final es una fiesta. No hay Conmebol ni Tribunal de Disciplina, no hay debate sobre los hinchas visitantes, no hay preocupación por la seguridad. Ni siquiera hay tuits perturbadores. Sólo hay fútbol y rivalidad bien entendidos. Son dos mujeres y dos hombres de diferentes edades y profesiones. Ellas son de Boca, y ellos, de River. Ellas son las más incisivas y chicaneras, ellos tienden a defender antes que atacar. Pero lo que prevalece es un ambiente distendido y alegre, una buena onda cada vez menos habitual en el debate futbolero. Es un encuentro sano el de Flavia Palmiero (actriz), Natalia Villa (diputada nacional), Juan Carlos Pallarols (orfebre) y Jonatan Viale (periodista). Tan sano, que incluso se atreven a decir qué les gusta de su equipo, pero sobre todo qué admiran del rival.

Palmiero: –Me gusta la hinchada, la Bombonera. Lo que significa la pasión de Boca. Y la camiseta, por supuesto. Del rival me gusta que sufren y siguen insistiendo. Me encanta. Siguen estando. Muchas veces los han hostigado, que eran fríos, y ellos siguen.

Viale: –Lo mejor que tenemos es el técnico. Creo que tenemos al mejor DT de América. Confío 100% en Gallardo. Es clave, es diferente. Tengo dos o tres jugadores fetiche. El Pity Martínez, contra Boca, es clave. Exequiel Palacios, el arquero que tenemos que me da una tranquilidad impresionante a diferencia de ellos, que no tienen un arquero confiable, aunque vuelve Andrada y van a tener un poco más de tranquilidad. La hinchada nuestra, es gloriosa. ¿Qué me gusta de ellos? (duda unos segundos) Le ponen mucha garra. En momentos difíciles están, a veces (ríe). La verdad, lo voy a decir: La Bombonera es interesante. Es fuerte. Es movilizante. Me siento cómodo en el Monumental, es mi lugar en el mundo, pero tengo que reconocer que La Bombonera es pesada. Cuando se ponen todos, La Bombonera tiene grados que se van levantando.

Palmiero: –Cuando vas subiendo las escaleras de La Bombonera es así, sentís que empieza a hervir.

Villa: –Es muy difícil definir lo que más me gusta de mi equipo. Es una conjunción de muchas cosas. Un barrio con mucha historia, pueblo, carnaval. Boca es pasión, el amor puro. Es muy difícil definirlo en un jugador porque trasciende a los jugadores. Boca es pueblo, es carnaval, es alegría. ¿De River? Nada, absolutamente nada, muy lejos de mi realidad. No hay nada que me guste de River. Es cierto que esta camada ha adoptado un poco de mística de Boca, muy poco. He ido muchas veces a River-Boca y el Monumental es muy lejano, no es mi lugar en el mundo. La Bombonera es mi lugar en el mundo, estás con tu gente, con tu equipo.

Pallarols: –Son dos equipos gloriosos. Uno sin el otro, no existen. (Mira a Villa) Rogá que no desaparezca River, porque desaparece Boca. No pueden vivir uno sin el otro. Le envidio a Boca, por una cuestión de distancia, la hinchada. Desde el campo le puedo dibujar la cara a todos los hinchas. Son calientes.

La diputada Natalia Villa muestra su carnet de socia de Boca: va siempre a La Bombonera
La diputada Natalia Villa muestra su carnet de socia de Boca: va siempre a La Bombonera Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Se ríen, se festejan las bromas, se abrazan para las fotos. Cada uno trajo su o sus camisetas, y se destacan las de Pallarols, firmadas por todos los jugadores de River. La diputada Villa, presidenta de la agrupación "Boca es Boca", vuelve a la carga. Y ahí Viale, que vive a diez cuadras del Monumental, le suelta feliz por unos instantes las cadenas al pequeño hooligan futbolero que alberga en su ser.

Villa: –Boca tiene eso de que nunca para de alentar.

Viale: –River también.

Palmiero: –Conduje el evento del hincha de Boca en diciembre y fue increíble. Estar en el medio del pasto es muy fuerte. Para los jugadores lo que debe ser... Estar en la cancha de Boca y jugar ante toda esa gente. Lo deben sentir como muy fuerte, es emocionante y conmovedor.

No le gusta a Viale que Palmiero le desvíe el debate. Lanza entonces una apuesta fuerte: "River tiene ídolos más fuertes que Boca. Alonso, Francescoli, Labruna, Amadeo, Fillol, Gallardo, Ortega, D’Alessandro, Aimar. Boca tiene a Maradona, Riquelme, Rojas….". Las chicas se ríen con ganas y le saltan a la yugular, mientras Pallarols calla. La actriz hace sentir todas sus tablas para neutralizar la teoría del adversario en cinco palabras.

Palmiero: –Maradona y Riquelme. Nada, ¿no?

Villa: –El Diego solo mata a cinco de los que nombraste, mata a todos.

Viale: –Pero Diego no es ídolo de Boca, es argentino, es del Napoli.

Villa: –A él le preguntaste qué le gusta de su club y dice jugadores. Nosotros decimos hinchada, el barrio. Es otra perspectiva.

Está claro desde hace rato, pero la charla lo deja otra vez en evidencia: la mujer tiene voz cada vez más alta y fuerte en el fútbol. Surge, por eso, el nombre de Lucía Barbuto, la presidenta de Banfield, y Palmiero y Villa se entusiasman: "Mujer y joven".

Llega el momento de la sesión de fotos y se mueven las camisetas que durante la charla en la Sala de Tapa del diario habían oficiado de parapeto identitario, desplegadas sobre la mesa delante de cada una y cada uno para que nadie dudara de quién era quién. O de quién es quién.

Ahora había que ponerse la camiseta y posar. Admirada camiseta la de Pallarols, el artista de los bastones de mando presidenciales, con tantas firmas de estrellas desplegadas sobre el blanco riverplatense. Y orgullosa la casaca de Villa, presidenta de la agrupación "Boca es Boca" e hincha siempre presente en la Bombonera. Flavia, casi temblando de emoción ante la final, remata: "Este partido es lo único que nos faltaba. ¡Bienvenidos a Buenos Aires en noviembre!".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.