En el emotivo retiro de Braña, Estudiantes le regaló una goleada en la Copa Argentina

Braña, muy emocionado, recibió una ovación del pueblo pincharrata, luego de su último partido como futbolista profesional
Braña, muy emocionado, recibió una ovación del pueblo pincharrata, luego de su último partido como futbolista profesional Fuente: FotoBAIRES
(0)
22 de mayo de 2019  • 20:51

A los 40 años y con una brillante foja de servicios que incluye tres títulos y 334 partidos con la camiseta de Estudiantes, Rodrigo Braña se retiró del fútbol profesional. Cualquiera podía pensar que en su partido despedida jugaría un par de minutos y se iría al vestuario. No para el Chapu, que disputó íntegro el encuentro ante Sarmiento de Resistencia (Chaco), por los 32avos de final de la Copa Argentina.

No para Braña, que fue elogiado por su entrenador, Gabriel Milito, luego del partido. No para Braña, que recibió una ovación de la gente de Estudiantes que acudió al estadio de Temperley para ver por última vez a uno de los ídolos que levantó la Libertadores 2009, quizás el torneo más emblemático de los últimos que ganó el club.

El partido terminó siendo una excusa. Las dos categorías de diferencia entre un equipo de primera y otro del Federal A quedaron explícitas al final del primer tiempo, cuando Estudiantes se fue al vestuario con un 3-1 a favor (dos de Edward López y uno de Iván Gómez) luego de sufrir el gol de Luis Silba. Pero a los cinco minutos de la segunda etapa una conquista de Manuel Castro puso el resultado a resguardo y la victoria del Pincha nunca corrió peligro. Mariano Pavone, otro histórico, hizo el último gol.

"No es fácil decir basta, me mantuve vigente, lo disfruté a mi manera", dijo Braña luego del partido. Y eligió una frase de su entrenador, Gabriel Milito: "Me quedo hoy con lo que me dijo (Gabriel) Milito, que le gustó dirigirme". Además, en su último contacto con la prensa como futbolista profesional, Braña remarcó: "Todo lo que logré lo hice por mis compañeros y por todos los que me ayudaron; me voy feliz, no fue una decisión fácil. Es una mezcla rara de tristeza y felicidad, y me voy respetado por los compañeros y querido por la gente del club".

Sin embargo, dio a entender que una parte suya no estaba del todo convencida de colgar los botines: "Por la cabeza pasaba una cosa y el físico decía otra. Fue una decisión pensada y acertada, quería yo dejar al fútbol y no que el fútbol me dejara a mí. Siempre dí el máximo y tal vez ese sea mi legado", completó el mediocampista central.

Milito, claro, también elogió luego del partido al estandarte de su equipo que se retira: "A los 40 años tuvo el mismo comportamiento de siempre, jugó con el corazón en la mano, siempre pensando en el equipo, en los compañeros haciendo lo que tiene que hacer". En 16avos de final de la Copa Argentina, Estudiantes se medirá con Mitre de Santiago del Estero, equipo del Federal A que eliminó a Deportivo Roca, de Río Negro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.