En situación límite, el juvenil encontró los goles y el éxito

Venció por 3-0 a un débil Perú y el sábado se jugará contra Brasil el pase al hexagonal final
Claudio Mauri
(0)
1 de marzo de 2017  

La Sub 17 festejó ante Perú
La Sub 17 festejó ante Perú

Le vino bien el cambio de sede al Sub 17 argentino. También las palabras de aliento que le dio el ex campeón mundial Nery Pumpido en la visita a la concentración. Después de dos derrotas por 1-0 en Curicó, los 67 kilómetros que recorrió en sentido sur para jugar en Talca le abrieron el panorama que tanto necesitaba: el de los goles y un triunfo para seguir ilusionado con llegar al Mundial. El 3-0 sobre Perú lo reacomoda un poco en la Zona B, en la que ocupa el cuarto puesto (3 puntos), por detrás de Brasil (6) y de Paraguay y Venezuela (4). Al hexagonal final avanzarán los tres primeros. La Argentina se jugará el pasaje a la etapa decisiva el próximo sábado, frente a Brasil.

El nombre del estadio El Fiscal no pudo ser más sintomático en la situación del equipo dirigido por Miguel Micó. En el escenario se evaluaría la capacidad de reacción tras un comienzo apagado, en el que sin ser manifiestamente inferior a Venezuela y Paraguay sufrió dos derrotas que mellan la confianza. Los problemas de este Sub 17 se espejan con los que arrastraba el Sub 20 que hace unas semanas consiguió una milagrosa clasificación en Ecuador: poco tiempo de trabajo (cinco meses para definir el plantel) y un material individual sólo aceptable, sin "ningún futbolista distinto", según admitió Mico antes de viajar a Chile.

Y al igual que el conjunto que dirige Claudio Úbeda, este Sub 17 necesitó verse en serios aprietos para conseguir algo de alivio. Todo lo que no fuera una victoria lo habría puesto de cara a una prematura eliminación.

Pasaron 215 minutos para que la Argentina festejara un gol en el torneo. Boca, con ocho juveniles, es el club más representado en el plantel. Y de las inferiores que desde hace poco tienen a Claudio Vivas como director general llegaron los tantos. El centrodelantero Facundo Colidio hizo los dos primeros. El 1-0 fue producto de un avance veloz desde campo propio; la pelota llegó a Benjamín Garré -nieto de Oscar, integra las categorías formativas de Manchester City-, que despachó una asistencia a espaldas de un zaguero peruano para que Colidio definiera con un sutil toque por encima del arquero.

El gol le dio a la Argentina el envión que tanto buscaba. Con ese optimismo, cuatro minutos después, Colidio le quitó la pelota a un defensor y encaró directo para definir con un remate bajo.

Otro pibe de Boca, Agustín Obando, marcó en el segundo tiempo el tercer gol con un muy buen remate desde fuera del área. Ante un adversario limitado, que padeció el segundo 3-0 tras el que le infligió Brasil, la Argentina puso una bisagra en lo que era una pobre campaña. Ahora debe ratificar este nuevo rumbo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.