España, todavía conmovida, se cruza con el Portugal de Cristiano Ronaldo

Selección Española
Selección Española
Claudio Mauri
(0)
14 de junio de 2018  • 23:59

SOCHI.- Si el partido ya tenía de por sí suficiente interés, la convulsión que vivió la selección de España en las últimas 48 horas le agregó una carga impensada. La intempestiva salida del director técnico Julen Lopetegui , despedido por el presidente de la Federación, Luis Rubiales, fue reflejada por la prensa española con todos los términos catastróficos posibles: tsunami, conmoción, crisis, desastre, disparate, patético. Si todo eso tendrá consecuencias sobre la cancha se empezará a ver este viernes, a las 15 de nuestro país, en el partido ante Portugal por la primera fecha del Grupo B del Mundial Rusia 2018 , en el Estadio Olímpico de Sochi.

El sainete sigue agregando capítulos. Con apenas una hora de diferencia, mientras Fernando Hierro , que era director general y fue ungido de apuro al cargo de entrenador, daba la conferencia de prensa de rigor previa al encuentro, Lopetegui era presentado en Real Madrid como nuevo entrenador y exponía sus extremas sensaciones: "El de ayer fue el día más triste desde la muerte de mi madre, pero el de hoy es el más feliz". Más morbo, imposible.

Cualquiera que hace unos días hubiera vaticinado esto habría sido calificado de trastornado. "Fútbol, dinámica de lo impensado", también afuera del campo. Tal fue el grado de conmoción que el periodista Santiago Segurola, uno de los más prestigiosos de España, escribió: "España perdió su condición de favorito en el momento que se conoció la noticia de la contratación de Lopetegui por el Real Madrid".

Hierro toma las riendas sin más experiencia que la de haber dirigido a Oviedo en segunda división. Pero es un hombre de selección. Ya estuvo acompañando a Vicente del Bosque en el 2010 y se le adjudica un importante papel en la tarea de levantarle el ánimo al plantel tras perder en el debut contra Suiza. Después España terminó ganando el primer título de su historia. Dio a entender de que no hay de qué preocuparse: "Tenemos las ideas y conceptos claros, se verá la España reconocible, que juega bien y es protagonista. No vamos a apartarnos un ápice de nuestros fundamentos".

La onda expansiva del culebrón llegó a otras selecciones. Claudio Tapia respaldó a su colega Rubiales: "Yo hubiera hecho lo mismo". Noel Graet, presidente de la Federación Francesa, se distanció: "En Francia es imposible que pase lo mismo por la buena relación que tengo con Deschamps".

El resultado de hoy quizá no sea tan decisivo en función de la resolución de una zona que debería tener al final a España y Portugal por delante de Marruecos e Irán. Pero sí es valioso para empezar a tener una idea de cómo sale España de este estado de aturdimiento. Y hasta qué punto lo aprovechará el último campeón de Europa, comandado por un Cristiano Ronaldo que no tardará mucho en semblantear a compañeros y rivales que frecuenta en España desde hace nueve años.

Hace cuatro años, España debutó en Brasil con el cachetazo de un 5-1 de Holanda. No se repuso más y fue el primer campeón del mundo en irse en la primera rueda. Ahora debe asimilar un movimiento sísmico interno. Sin el entrenador que lo echaron hace dos días, España tiene de soporte la convicción en un estilo de juego que desarrolla desde hace diez años. El equipo no necesita una partitura, sino tranquilidad para ejecutarla. España no gana de cualquier manera, sino cuando impone su sofisticada identidad futbolística. Lo reconoce Andrés Iniesta, que disputa su último Mundial: "España cree en la necesidad de jugar bien para que salgan las cosas, para que nos vaya mejor; otros equipos en cambio no lo precisan".

El capitán Sergio Ramos arrancó fuerte la conferencia de prensa: "Parece que estamos en un velatorio y mañana empezamos un Mundial. Hay que pasar página cuanto antes. Aquí no hay grieta. Fue un momento complicado. A algunos les afecta más que a otros". Después, sin dejar de esbozar una sonrisa en todo momento, intentó mandar un mensaje optimista: "Lopetegui va a ser parte de lo que pase en el Mundial. Pocas personas mejor que Fernando para cubrir su lugar". Se despegó de la versión que lo señala como el abanderado de la corriente que pretendía que Lopetegui se quedara, pese a lo cual se impuso la voluntad de Rubiales, que si no lo echaba sentía que estaba resignando una cuota del poder. "La decisión que se tomó es de los directivos, no nos corresponde a nosotros valorarlas. Debemos hablar en el campo. No sé si Rubiales se equivocó o no. Si no se habla más del tema, mejor".

Gerard Piqué siempre se sale de lo convencional. En su cuenta de Twitter publicó: "Universidad de Michigan. Baloncesto. 1989. Campeón de la NCAA. No sería la primera vez que ocurre. Todos unidos, ahora más que nunca". El zaguero hacía referencia a que el entrenador fue despedido antes del comienzo de la rueda final y luego ese equipo conquistó el título".

Cristiano Ronaldo intentará hurgar en la herida española. Campeón de Europa hace dos años, también tiene el desafío de que su campaña en los mundiales esté más acorde con lo que es el resto de su carrera. En tres mundiales apenas hizo tres goles, ninguno trascendente: un penal contra Irán (2006), uno a Corea del Norte (2010) y otro a Ghana (2014). Insustancial en comparación con sus cinco Balones de Oro y récords en Real Madrid y la Champions League. Es el goleador histórico de Portugal, con 81 en 150 partidos. A los 33 años disputa su último Mundial. El técnico de Portugal, Fernando Santos, definió el partido como "un gran clásico del fútbol entre dos países que comparten muchas cosas". El Mundial no se hace esperar para su primer plato fuerte.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.