Eurocopa 2016: las autoridades francesas prohibieron las pantallas gigantes y surgió la polémica

Las fuerzas de seguridad ya están muy activas en Francia
Las fuerzas de seguridad ya están muy activas en Francia Fuente: EFE
La medida abarca a bares y restaurantes afuera de sus establecimientos durante los partidos del torneo; “las zonas para aficionados son las únicas autorizadas”, aclaró Thierry Braillard, viceministro de Deportes
(0)
9 de junio de 2016  • 18:34

La medida procura incrementar la seguridad durante el mes que durará la Eurocopa y las autoridades confían que menos gente se congregue afuera de las zonas oficiales para aficionados si las pantallas al aire libre están prohibidas. Francia se encuentra bajo un estado de emergencia desde los coordinados atentados terroristas de noviembre pasado, que dejaron 130 muertos en una sala de conciertos, las explanadas de bares y restaurantes y en las afueras del Stade de France, el estadio donde el torneo se pondrá en marcha este viernes con el encuentro entre la selección anfitriona y la de Rumania.

Las llamadas zonas de aficionados se crean por lo general en plazas o parques cercanos al centro de las ciudades, lo que permite que los seguidores vean los partidos en pantallas gigantes. Medidas de seguridad adicionales, que incluyen un reforzado sistema de vigilancia en video, han sido incorporadas para garantizar el cuidado de los aficionados tras los ataques en París.

El viceministro de Deportes francés, Thierry Braillard, informó que las "zonas para aficionados'" son los únicos sitios autorizados para tener pantallas al aire libre. "`No podemos aceptar las reuniones no autorizadas porque las fuerzas policiales no cuentan con los recursos para brindarles seguridad", indicó Braillard al canal BFMTV. "Y una transmisión en vivo en una explanada representa reunirse en torno a una pantalla".

La prohibición causó el enojo entre los dueños de bares, especialmente en el sur de Francia, donde la gente suele pasar las noches de verano en lugares públicos. Bernard Marty, el presidente local del mayor sindicato de la industria hotelera de Francia (UMIH) en el área de Marsella, se dijo confundido por el anuncio de Braillard y agregó que él ha recibido información contradictoria de parte de la policía.

"El gobierno debería coordinar mejor con sus agentes a fin de que podamos comprenden mejor qué es lo que sucede", comentó Marty. "Quizá quieren impulsar la economía de Marsella exclusivamente en la zona de aficionados, a expensas de todos los otros negocios que invirtieron", protestó.

La oficina de prensa del Ministerio del Deporte aclaró posteriormente que el anuncio de Braillard se centra sólo en las pantallas gigantes, que podrían ser un imán para los transeúntes, y no en los televisores tradicionales dentro de los establecimientos.

Fuente: AP

cd

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.