Un antes y después en el fútbol femenino: exigen la profesionalización tras la desvinculación de una jugadora

Macarena Sánchez la jugadora de 27 años que fue desvinculada del club
Macarena Sánchez la jugadora de 27 años que fue desvinculada del club Crédito: UAI Urquiza
Olivia Díaz Ugalde
(0)
23 de enero de 2019  • 13:32

El fútbol femenino argentino está envuelto en una tormenta sin un aparente fin. Pareciera no haber un cielo despejado a corto plazo en el horizonte, por eso lucha contra todas las adversidades. Resiste y tiene un objetivo claro: la reestructuración, con el objetivo centrado en la profesionalización. Esta semana una nuevo problema sacudió su estructura: la desvinculación de una jugadora de UAI de Urquiza del equipo por razones futbolísticas. Así, a secas. No hubo más explicación. Así se quedó Macarena Sánchez cuando escuchó a Germán Portanova, su entrenador, darle la noticia por teléfono, a sólo 12 días de comenzar la pretemporada. "Me enteré el 5 de enero cuando estaba de vacaciones en Santa Fe. Me llamó el técnico y me comunicó que no iba a ser tenida en cuenta por una decisión estrictamente futbolística. La pretemporada arrancaba el 17 de enero y él 12 días antes me lo comunicó, por lo que nunca llegué a pisar el club", explica la jugadora en diálogo con LA NACION.

Sánchez decidió reclamar el reconocimiento como trabajadora de fútbol por medio de una intimación extrajudicial hacia el Club Deportivo UAI Urquiza (presidente Rodolfo De Vincenzi y al vicepresidente Ricardo Pinela) y a la AFA (presidente Claudio Tapia y a la comisión de fútbol femenino Ricardo Pinela).

"Es fundamental que se nos empiecen a dar los mismos derechos que a los hombres. Es fundamental que los dirigentes empiecen a vernos como trabajadoras y profesionales", sostiene convencida la jugadora que estudia Trabajo social en la UBA. Y, además, quiere sentar un precedente, porque no es la primera vez que esto sucede. Han ocurrido casos similares pero ninguno se hizo público, por lo que no hay detalles, ni nombres, ni explicaciones por lo ocurrido. Nadie quiso alzar la voz. Por eso hoy la eleva Macarena.

"Este tipo de irregularidades son cosas que nos pasan todos los días como jugadoras", explica la futbolista de 27 años nacida en Santa Fe y radicada en Buenos Aires desde hace siete años, cuando después de un amistoso con UAI, el entrenador de aquél entonces la invitó a probarse.

"Entiendo que en el fútbol femenino en la Argentina esto sucede seguido por los diferentes conflictos que ciertas jugadoras tienen con los clubes. Pasa con algunas jugadoras que se lesionan y las dejan fuera, sé que en el pasado han habido otras desvinculaciones pero no sé los detalles ni el por qué", agrega Estefanía Banini, desde España.

El equipo de UAI de Urquiza
El equipo de UAI de Urquiza Crédito: UAI de Urquiza

El club de Villa Lynch, líder del campeonato de la AFA , es uno de los pocos que provee de viáticos para algunas de sus jugadores, no a todas, ya que cada una arregla ese beneficio a la hora del fichaje. También es uno de los pocos con la infraestructura para ofrecer a sus jugadoras de materiales para entrenamientos, un cuerpo técnico y el uniforme. Son pocos, si se deja de lado los clubes que tienen un equipo masculino que juega en la Superliga, los que cuentan con las condiciones óptimas en la rama femenina.

"Con el club tenía arreglado un viático mensual para cubrir diferentes gastos. Era una suma mínima que no llega a cubrir ni el costo mínimo básico para movilizarme para ir a entrenar. Por suerte estaban al día con este pago. Este es un arreglo que cada jugadora hace con el técnico y con la dirigencia", señala Sánchez.

"El fútbol femenino tiene diferentes realidades. Lo que me sucedió es algo que se da en otras jugadoras, en otros clubes, en situaciones mucho peores. Hay clubes a los que les faltan materiales, hay chicas que tienen que pagar ciertas cosas, la realidad en el fútbol es diversa, no es para todas lo mismo. Hay situaciones y problemáticas de todo tipo", resalta. Y añade: "Creo que el fútbol femenino en la Argentina creció en cuanto a su visualización, en cuanto al lugar en los medios de comunicación, pero más allá de eso no veo un cambio estructural para convertir la rama femenina en profesional. En cuanto a nivel no se debe, nivel hay. No sé… no se pueden excusar en cuanto al nivel ni resultados porque eso hay y está demostrado."

El torneo de Primera División de la AFA, no es el mismo desde 1991 cuando tuvo su primera edición, y creció respecto de su edición 2016. La visibilidad en los medios de comunicación, el buen nivel, la difusión de las mismas jugadoras y…. la cláusula de la Conmebol que impuso que los clubes de primera división de la rama masculina que quieran participar de las competencias internacionales, Copas Libertadores y Sudamericana, deberán tener compitiendo en 2019 un equipo de fútbol femenino mayor y otro equipo juvenil. Esto logró que el torneo se expanda y lleve de 21 clubes entre la primera A (12) y la primera B (nueve) en la temporada 2016/17, esta edición contó con 16 equipos en la máxima categoría y 22 en el torneo por el ascenso.

Esto demuestra que hay entusiasmo, hay jugadoras y hay ganas de crecer. Pero aún quedan varias olas por sortear, más cuando la contracara es el profesionalismo en el fútbol masculino y todos sus beneficios.

Respecto de lo sucedido con Sánchez. ni la dirigencia, ni el cuerpo técnico de UAI aceptó hablar con este medio, como tampoco nadie por parte de la AFA. Pero como ya han hecho eco las mismas jugadoras, sobretodo las chicas que participan del seleccionado nacional, salieron a hacerse oír por medio de las redes sociales.

"Pertenecer a AFA es como tener el freno de mano puesto todo el tiempo", graficó en una entrevista con LA NACION en 2018 Laurina Oliveros, excompañera de equipo de Sánchez y arquera de la selección.

La selección femenina sufrió varias luchas con los dirigentes. Han pasado por etapas sin entrenamientos ( 774 días sin técnico), realizaron un paro por la falta de pagos, salieron a expresarse y alzar su voz durante la Copa América 2018; pese a todo esto alcanzaron su mayor sueño: se clasificaron al Mundial de Francia 2019.

Si el primer equipo a nivel país debe batallar ante cada problema en pos de alcanzar los objetivos, el torneo de primera división corre desde un paso más atrás, pero no le pierde pisada. Son las chicas, gracias a su convicción y su pasión, que alcanzan los resultados, elevan el nivel y contagian a las demás para que este deporte crezca y se haga fuerte frente a la constante discriminación que sufre por los diferentes frentes.

"Cuando fuimos a jugar el repechaje notamos un cambio por parte de la AFA. Sentimos su apoyo, pero luego de eso no notamos mucho más. Empezaron las vacaciones y somos varias las jugadoras que jugamos en el exterior, y eso un poco se diluyó. Estamos pendientes del Mundial, sabemos que hay poco tiempo", remarca Banini, delantera del combinado nacional.

"El fútbol será feminista, disidente y profesional", resume Sánchez en su comunicado, a modo de sentar las bases.

Estefania Banini brilla en España, pero sus ojos están puestos en la realidad argentina

Una de las figuras del seleccionado argentino decidió hace ya varias temporadas emigrar al exterior para poder vivir de su pasión. Estefania Banini se encuentra en España, en Levante, y si bien su objetivo está ahí no le quita su mirada al fútbol local y empuja para que el cambio profesional se alcance.

"Necesitamos un mejor reglamento para que las jugadoras se sientan protegidas, por más que el deporte no sea profesional. Para evitar que sufran este tipo de desvinculación y se queden sin jugar", reclama Banini, y añade: "En otros países, el reglamento de la Liga hacia los clubes y a los jugadores trata un poco de proteger a las jugadoras que quedan lesionadas para que no queden desvinculadas cuando sufren alguna lesión. Es el reglamento que protege a las jugadoras teniendo en cuentas los diferentes motivos."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.