Inter le ganó 2-1 a Lazio de visitante pero Mauro Icardi desperdició un penal