Junior Alonso resistió la limpieza de Ameal y Riquelme y desafía: "Creo que estoy para ser titular"

Junior Alonso empezó inseguro en Boca, pero fue afirmándose y es valorado como pieza del campeón de la Superliga.
Junior Alonso empezó inseguro en Boca, pero fue afirmándose y es valorado como pieza del campeón de la Superliga. Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Franco Tossi
(0)
16 de abril de 2020  • 08:00

Su semblante serio se mantiene en casi todo momento. Excepto cuando en sus brazos tiene a su pequeña hija Morena, o cuando en las fotografías sale acompañado de su otro hijo Milán, y Montse Alcaraz, la pareja de Junior Alonso. Esos momentos son los que comparte el defensor en sus redes sociales. Ahí está distendido. Sin embargo, en el trabajo, generalmente es otro. Boca también lo impulsa a mostrar sus dientes, pero para luchar. Con cara de rudo, se obsesiona con estar a la altura de la historia azul y oro.

El esfuerzo describe su estilo de vida. Los emoticones de espadas cruzadas o la de cuchillos, con las que acompaña cada imagen de su Instagram, parecen representar su manera de sentir el fútbol. Algunas de esas postales tienen a rivales tirados en el césped o perdiendo una batalla aérea con él. Claro que no habla de la típica frase "matar o morir", pero sí es partidario de que no hay que guardarse nada cuando la pelota está rodando.

Eso es lo que cayó tan bien en el hincha: muchas características coinciden con el ADN xeneize. Sin embargo, también tiene prolijidad en los traslados. Quizás, porque lo dirigió Marcelo Bielsa en Lille, de Francia (el dueño actual de su pase). Hasta la interrupción del fútbol, se había consolidado como el zaguero boquense más claro a la hora de la salida desde abajo, algo que a Miguel Ángel Russo le agrada y el campeón de la Superliga mostró en el sprint final.

Tal vez, porque Junior disputó la gran mayoría de compromisos. La expulsión tempranera de Carlos Izquierdoz en el reinicio del torneo frente a Independiente y la lesión que sufrió Lisandro López (fractura de en uno de los dedos del pie) en la cuarta jornada, ante Central Córdoba, le permitió tomar con frecuencia la titularidad. En total fueron nueve participaciones de diez encuentros oficiales del ciclo Russo. Su nivel ya venía siendo destacado desde que Gustavo Alfaro y Nicolás Burdisso (ex director deportivo) decidieron su incorporación, en enero de 2019. No obstante, como a casi todos los futbolistas del plantel, Russo lo potenció y el defensor guaraní también se superó.

Así es como el cuerpo técnico y el Consejo de Fútbol encabezado por Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo, en compañía de Jorge Bermúdez, Marcelo Delgado y Raúl Cascini tienen la intención de darle continuidad a la estada del hombre oriundo de Asunción: el préstamo finalizará el 30 de junio, aunque se verá si por la pandemia del coronavirus el vínculo se extiende seis meses más. De todas maneras, la voluntad es la de adquirir un pase al que los franceses le pusieron una opción de compra de 3.500.000 dólares.

"Lo vengo hablando con Junior desde hace tiempo, dada la consideración que tenemos con él. No es algo de ahora, porque haya jugado tres o cuatro partidos buenos", dijo hace casi un mes el entrenador, con su prudencia de siempre. Lo más fuerte, sin dudas, fue la sentencia del Patrón Bermúdez: "Haremos todo lo que esté a nuestro alcance. Queremos que Alonso se quede, es un jugador de una categoría tremenda y una gran persona. Vamos a intentar que nos acompañe muchos años más".

"Cree que estoy para ser titular", desafía el paraguayo; sus compañeros de defensa son Carlos Izquierdoz, el lesionado Lisandro López y el peruano Carlos Zambrano.
"Cree que estoy para ser titular", desafía el paraguayo; sus compañeros de defensa son Carlos Izquierdoz, el lesionado Lisandro López y el peruano Carlos Zambrano. Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Con sus rendimientos se ganó la continuidad en el club. Aunque habrá que ver cómo se estructura una ingeniería financiera tras este parate. Por su parte, el jugador, de 27 años, ya anticipó su preferencia: "Claro que me imagino vistiendo la camiseta después de junio. Me siento muy contento. Desde que llegué estoy en mi mejor momento y tengo la confianza del técnico".

Junior Alonso está a salvo del 'operativo limpieza' que la nueva administración puso en marcha para tomar distancia de la gestión de Daniel Angelici. El Consejo de Fútbol y la presidencia de Jorge Ameal produjo cambios profundos en muchos sectores. Algunos ejemplos son el trabajo en las divisiones inferiores, su estructura, la utilización del predio de Ezeiza para la Primera o la necesidad de ser mucho más cautos en el plano económico. Alonso llegó con Alfaro y Burdisso, pero está la fuerte convicción de seguir teniéndolo porque consideran que, en aquel momento, su llegada fue correcta.

En cambio, sobre los otros dos jugadores heredados de la administración anterior emucho no se dice, pese a que ambos fueron importantes para el logro local: Soldano y Marcos Díaz. Sus compras no están claras.

La cuestión es que el paraguayo, además, ofrece versatilidad, ya que puede acoplarse a una eventual línea de tres defensores. Tapado por los buenos momentos de López e Izquierdoz, Alfaro tenía tantas ganas de introducirlo en la formación que ante Vélez, por la revancha de los cuartos de final de la Copa Superliga 2019, en la Bombonera, empleó ese sistema favorable para Alonso, pero no para el resto: a los 10 minutos del segundo tiempo, volvió todo para atrás y Junior se sentó en el banco.

Sin embargo, para Russo es un elemento importante. En distintas posiciones, también sobre la banda izquierda. "Siempre pienso en la manera de encontrar lo mejor para el equipo. La línea de tres es una buena alternativa, pero necesita tiempo. El sistema te lo arma el nivel de los jugadores, pero estoy atento y presto para los cambios que necesite el equipo", explicó alguna vez el entrenador.

"Creo que estoy para ser titular, pero después dependerá del entrenador. Boca es mucho más de lo que se cree desde afuera. Todo jugador tiene que vivir la experiencia. El estadio siempre está lleno, la gente canta todo tiempo y uno lo siento desde adentro. Es algo único. Me costó entrar en el equipo, pero sabía que en algún momento me iba a llegar la chance y creo que respondí bastante bien", comentó ayer el defensor en una entrevista con Puede Pasar, por Club 947. Junior Alonso ya hizo los méritos: dirigentes e hinchas quieren tenerlo mucho tiempo más en Boca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.