Kashima Antlers, el primer equipo asiático en llegar a la final de un Mundial de Clubes

Shoma Doi celebra el primer gol, de penal, de Kashima Antlers
Shoma Doi celebra el primer gol, de penal, de Kashima Antlers Fuente: EFE
Apenas en tres definiciones no se enfrentaron un equipo americano y uno europeo; dos equipos japones y uno coreano habían conseguido un tercer puesto
(0)
14 de diciembre de 2016  • 09:13

OSAKA.– La evolución en el fútbol es cada vez más contundente. Se mantiene una cierta diferencia, pero está claro que no hay imposibles. Por eso en el Mundial de Clubes 2016 se escribió un nuevo capítulo en la competencia que ya acumula 13 tomos: por primera vez un equipo asiático llega a una final de este certamen. Kashima Antlers quebró los parámetros tradicionales en los que las definiciones casi siempre se dieron entre equipos europeos y americanos. En realidad, apenas en tres oportunidades no se enfrentaron en el desenlace entre estos dos continentes: en 2000, el título fue para Corinthians que venció por penales a Vasco Da Gama, en 2010, Inter dejó sin festejo a Mazembe, de Congo, y en 2013, Bayern Munich cortó el sueño de Raja Casablanca, de Marruecos.

Kashima es el campeón del fútbol japonés, goleó 3-0 a Atlético Nacional , y se enfrentará con el ganador del cruce entre América de México y Real Madrid . En 2007, 2008 y 2015, tres equipos japoneses lograron el tercer lugar en la competencia: Urawa Red Diamonds, Gamba Osaka y Sanfrecce Hiroshima. En 2009, el equipo asiático que accedió al tercer lugar del podio fueron los coreanos de F. C. Pohang Steelers.

La competencia fue modificando su sistema de juego. En 2000 se dividía en dos grupos y los dos primeros jugaban por el título y los dos segundo por el tercer puesto. En aquella oportunidad Corinthians fue primero del grupo A y segundo Real Madrid. Mientras que en el grupo B, terminó arriba Vasco Da Gama y segundo Necaxa, en aquel certamen, el primer gran golpe fue para Manchester United que fue tercero por diferencia de gol y no accedió siquiera a buscar un lugar en el podio. El último tropezón fue para Real Madrid que igualó 1-1 con Necaxa en el tiempo regular y quedó en el cuarto puesto tras caer por penales 4-3.

En 2010, la gran sorpresa la dio Mazembe en semifinales cuando dejó afuera del camino a Internacional de Porto Alegre, al superarlo por 2-0. Y en 2013, Raja Casablanca accedió a la definición tras darle un fuerte cachetazo a Atlético Mineiro por 3-1.

La definición entre Inter y Mazembe

El duelo entre Bayern Munich y Raja Casablanca

Ahora Kashima Antlers irá por el premio mayor, dar el golpe el 18 de diciembre próximo, cuando se decida quién será el campeón del Mundial de Clubes 2016.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.