La dura cuarentena de Lukaku, sin ver a su mamá diabética y a su hijo: "Casi me vuelvo loco"

Lukaku está en aislamiento en su departamento del centro de Milán, capital de Lombardía, la región de Italia más afectada por el coronavirus.
Lukaku está en aislamiento en su departamento del centro de Milán, capital de Lombardía, la región de Italia más afectada por el coronavirus. Fuente: AFP
(0)
20 de marzo de 2020  • 15:21

La vida en Italia se volvió una pesadilla. El contagio del coronavirus no cede y aumentan dramáticamente las víctimas mortales : este viernes hubo 627 muertes más –récord– y los casos son 47.021. Una mitad del total de los decesos se produjo en la región de Lombardía, cuya capital es Milán, centro financiero del país y foco de un brote que ha puesto al borde del colapso al sistema sanitario. En medio de la crisis y la cuarentena total, el belga Romelu Lukaku, delantero de Internazionale, de Milán, desde agosto de 2019, contó su dura situación, en la que está alejado totalmente de sus familiares.

"Casi me vuelvo loco ayer. No puedo salir, no puedo entrenarme. Me siento encerrado y ya llevo nueve días así. Extraño la vida normal, estar con mi madre y con mi hijo. También con mi hermano. Pienso en todos y es triste no poder tener contacto con las personas a las que uno ama", contó Lukaku en una videoentrevista que llevó con Ian Wright, ex delantero inglés que brilló en Crystal Palace y Arsenal.

Lukaku valoró la actitud de Inter con sus jugadores: "Nos brindaron bicicletas o cintas y nos envían la comida para mantener la dieta"
Lukaku valoró la actitud de Inter con sus jugadores: "Nos brindaron bicicletas o cintas y nos envían la comida para mantener la dieta" Fuente: Reuters

"Tengo que tener mucho cuidado. Mi madre tiene diabetes, así que no puedo ir y abrazarla porque está entre la población de riesgo. Ella ya no sale. Mi hermano y yo se lo dijimos de inmediato. No tuvimos ni que pensarlo. Sale solamente al jardín y por la noche, para tomar un poco de aire. Pero nada más", afirmó el atacante de 26 años.

Con su familia en Bélgica, y camino a completar la segunda semana de cuarenta total y obligatoria en Italia, el futbolista destacó el buen comportamiento de Inter para con sus jugadores para afrontar la pandemia, llevar con buen ánimo el encierro y perder el menor ritmo posible con entrenamientos individuales en los hogares. "Me dieron una bicicleta estática porque los jugadores vivimos en departamentos en el centro. Yo no tengo espacio para entrenarme y preguntaron en el grupo quién necesitaba una bicicleta o una cinta para correr en casa. Muchos jugadores las pidieron, y, a las dos horas todos teníamos bicicletas estáticas en casa", contó Lukaku, que acumula 23 goles en 35 partidos en la temporada en el equipo neroazzurro , que se ubica tercero en la Serie A, debe concluir una semifinal por la Copa Italia con Nápoli (perdió por 1-0 en la ida) y afrontará un octavo de final de la Europa League frente a Getafe, de España.

Extraño entrenarme y jugar ante los hinchas. Ahora empiezo a apreciar lo que tengo
Romelu Lukaku, delantero belga de Inter

"Además, mi fisioterapeuta me trae comida todos los días y sigo una dieta estricta. A las 12, desde el club nos envían a alguien con la comida y así mantenemos nuestra dieta. Yo sigo con mi pescado y mis verduras. La verdad, extraño entrenarme y jugar ante los hinchas. Ahora empiezo a apreciar lo que tengo", cerró el futbolista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.