La paranoia de Ryan Giggs por su pérdida de pelo: cómo lo afectaba el problema para jugar

Giggs se sometió a un transplante capilar y se volvió inverso en la compañía MHR Clinic
Giggs se sometió a un transplante capilar y se volvió inverso en la compañía MHR Clinic Crédito: MHR Clinic
(0)
20 de enero de 2020  • 12:20

Desde la temporada 1990-91 a la 2013-14, Ryan Giggs se convirtió en una leyenda de Manchester United. Con 963 partidos y 35 títulos en 23 temporadas, el mediocampista galés se erigió como una de las máximas leyendas del fútbol inglés, siendo el jugador más exitoso de toda la historia. Pero, a lo largo de su laureada carrera, sufrió un particular problema que se volvió una paranoia constante en su vida diaria: la pérdida de pelo.

En una entrevista con el diario británico The Sun, el actual entrenador de la Selección de Gales contó su experiencia con el transplante capilar en la clínica Mánchester MHR y además reconoció que se ha sometido a diferentes tratamientos para combatir la caída de su cabello, algo que lo fue condicionando durante todo su recorrido como futbolista profesional.

"El fútbol es estresante. Te ponés siempre bajo presión. Sos consciente de las consecuencias si perdés un juego o no jugás bien. Estás bajo los reflectores y si tenés un mal partido estás al tanto de las críticas. Entonces se vuelve un poco más estresante. Y el estrés está relacionado con la pérdida de cabello", reconoció el ex jugador de 46 años. "Me volví paranoico, especialmente cuando sabía que el partido iba a ser transmitido por televisión o si iba a llover. Cuando llovía pensaba que 'ojalá no fuera así'. Fue entonces cuando decidí cortarme el pelo cada vez más. Al cortarlo nacía más fuerte".

Giggs jugó 963 partidos y logró 35 títulos en 23 temporadas en Manchester United
Giggs jugó 963 partidos y logró 35 títulos en 23 temporadas en Manchester United Fuente: AP

¿Cuándo fue la primera vez que notó la pérdida? "Me di cuenta fue después de un partido en Anfield en 2003. Marqué dos goles y cuando entré en el bar en el que estaban mis compañeros de equipo esperaba que me recibieran con un 'buen trabajo', pero lo primero que escuché fue 'estás perdiendo pelo'", reconoció el galés. "Tenía casi 30 años entonces. Al final de mi adolescencia y en mis primeros 20 años tenía el pelo muy grueso, largo y rizado. Por eso comencé a acortarlo un poco. Sentí que cuanto más corto era, más grueso se veía. A lo largo de los años, tuvo una gran influencia en mi cabello cada vez más corto".

Finalmente, en 2009 visitó una clínica capilar y comenzó a usar láseres, lociones y shampoos especiales para estimular el crecimiento del cabello. Pero, tras siete años de tratamientos, visitó la clínica MHR en Knutsford, Cheshire, y solicitó un procedimiento para el transplante. Los resultados fueron un éxito, al punto tal que Giggs se volvió socio de la empresa, dirigida por el ex capitán de cricket de Inglaterra Michael Vaughan y el experto en restauración capilar Craig Henton.

Giggs se transformó en un inversor más de la compañía de transplante capilar
Giggs se transformó en un inversor más de la compañía de transplante capilar Crédito: MHR Clinic

"Mi transplante fue sencillo y duró más o menos medio día. Como siempre he sido una persona reservada, era un tema que quise guardar para mí. No quería hablar de eso, pero todas las personas me preguntaban si le había hecho algo a mi pelo o si me había realizado un trasplante de cabello. Fue duro, pero creo que ahora la gente juzga menos eso", agregó el ex mediocampista.

"Esta es la primera vez que mis compañeros de equipo se enterarán. No quería hablar de eso mientras estaba jugando. Tienes suficientes presiones como futbolista. Si sos una persona privada también puede ser estresante. Además todavía hay una especie de estigma para los hombres, pero en los últimos diez o 20 años, ha mejorado. La gente entiende los tratamientos capilares mucho más", cerró Giggs.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.