Lionel Messi tiene trastorno de lateralidad cruzada: goles con la zurda y firmas con la derecha