Liverpool: un campeón de Premier League analizado desde los satélites

Marcelo Gantman
(0)
7 de julio de 2020  • 07:00

El cielo del estadio del West Ham es el cielo más "limpio" de la Premier League en el posicionamiento de satélites que conectan con los GPS de los futbolistas en el campo de juego. Los dispositivos utilizados por los jugadores para recoger parámetros de rendimiento físico funcionan con sistemas satelitales de navegación global (GNSS) y capturan los datos a lo largo de los 90 minutos de un partido. Los estadios de fútbol son en su mayoría estructuras metálicas, semicerradas y la precisión de esas métricas están amenazadas por esas condiciones. London Stadium conecta los GPS con 21 satélites en promedio por partido, la cifra más alta de Premier League. En lenguaje de los preparadores físicos: cuando el dato trae menos "ruido" y es más confiable. Esta evaluación surge de un reporte divulgado por STATSports, la compañía de tracking de rendimiento deportivo que trabaja con Liverpool,Manchester City y Arsenal entre otros clubes de Inglaterra y del mundo. Según una evaluación hecha por uno de sus clientes durante 20 partidos contra cada rival en Premier League, el número promedio de satélites utilizado por su sistema es de 18.6, siendo London Stadium (21) y Anfield Road y Etihad Stadium (20) los de mejores prestaciones. Los sistemas de GPS de la compañía se vinculan con los sistemas satelitales GLONASS, Galileo y BeiDou. Todas las empresas de este rubro perfeccionan sus dispositivos para que la información que capturan sea cada vez más precisa.

El día que van Dijk corrió a 34.5 kilómetros por hora

Las distancias recorridas por un futbolista, sus aceleraciones y desaceleraciones, entre otras métricas, son solo algunos de los ingredientes que cocinan el gran pastel de un cuerpo técnico a la hora de elegir un sistema de juego y a los futbolistas más aptos para esa idea. Jürgen Klopp tomó muy en cuenta los datos de rendimiento físico de los jugadores desde que llegó a Liverpool en octubre de 2015. "La filosofía de Jürgen es que tenemos que correr más, correr más rápido y además correr más rápido que cualquier otro equipo. Porque si podemos hacerlo, entonces la habilidad se hará cargo de todo lo demás", dice Andrew Massey, ex jefe de servicios médicos de Liverpool entre 2015 y 2020; actualmente director del departamento de medicina de FIFA. Ninguna novedad: Klopp es un entrenador que mira con detalle cuánto corren sus futbolistas y cuánto corren en relación a sus rivales.

La evolución de Liverpool como equipo desde la llegada de Jürgen Klopp puede leerse también desde la cantidad de kilómetros recorridos por sus futbolistas. No todos los equipos de fútbol se leen de la misma manera y por eso hay que utilizar algunas líneas de texto para hacer esta aclaración casi obligatoria: la idea de que en el fútbol no es necesario correr para jugar bien (y si se puede ganar) está muy instalada y parece explicarlo todo. Pero no explica a Liverpool. Llevar al fútbol a otros niveles de debate puede que sea parte de su legado.

"Sprints" en un entrenamiento del Liverpool

El equipo de Klopp dominó en la temporada 2018/2019 muchos de los casilleros de los esfuerzos en alta intensidad, que es en definitiva el dato principal que miran los preparadores físicos, los entrenadores y especialmente los médicos para que luego no se preocupen los rehabilitadores de lesiones. Los pasajes de alta intensidad, que pueden ser esporádicos en un partido, son los que contribuyen a visibilizar la forma física de los jugadores. Y en el caso de Liverpool, también para la descripción de un estilo: hasta la UEFA marcó como una curiosidad los 34,5 kilómetros por hora que alcanzó Virgil van Dijk en su carrera para recuperar posiciones defensivas contra Barcelona en Champions League. Ese dato no tuvo nada de curioso para Liverpool. Es producto de una búsqueda.

Andrew Robertson y Mohamed Salah completaron 676 sprints en esa temporada, solo aventajados por Ben Chilwell de Leicester City. Salah en la temporada 2017/18 (44 goles) alcanzó los 35 kilómetros en alta intensidad. Según datos de la publicación The Athletic, van Dijk, Robertson y Salah, además, son tres de los siete jugadores que estuvieron más del 80 por ciento del tiempo "en la cancha" hasta la fecha 32 del campeonato de Premier League, que Liverpool ganó luego de 30 años. Van Dijk jugó un total de 2880 minutos.

Veloces, intensos y sanos. El famoso heavy metal de Jürgen Klopp. La cartografía del Liverpool incluye esos datos para entender a un campeón. También identificables con la ayuda de los satélites.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.