Los creadores del aerosol contra la FIFA: un juicio millonario y el documento exclusivo al que accedió LA NACIÓN

Un árbitro se ayuda con el aerosol para marcar la distancia reglamentaria en un tiro libre
Un árbitro se ayuda con el aerosol para marcar la distancia reglamentaria en un tiro libre
Claudio Mauri
(0)
13 de mayo de 2020  • 23:59

La línea de espuma evanescente, que nació hace casi una década para marcar la distancia reglamentaria de 9,15 metros en los tiros libres, hoy establece una frontera imaginaria que tiene de un lado y del otro a dos posturas enfrentadas en una batalla legal millonaria en el Tribunal de Río de Janeiro: la FIFA frente a SPUNI, la empresa de marketing y comercio deportivo, cuyas caras visibles son el argentino Pablo Silva y el brasileño Heine Allemagne.

SPUNI entabló una demanda judicial contra la FIFA en 2017 en reclamo del cumplimiento de un precontrato por la compra de la patente del producto denominado 9.15. El acuerdo inicial estaba fijado en 40 millones de dólares. La entidad madre del fútbol desconoció ese convenio, especialmente a partir de la muerte de Julio Grondona (ejercía de vicepresidente), la renuncia de Joseph Blatter al sillón principal y la asunción de Gianni Infantino. La nueva corriente de poder pasó a utilizar otro spray, a pesar de que un juez de primera instancia de Brasil validó la patente de SPUNI en 44 países y le prohibió a la FIFA la utilización del aerosol, pese a lo cual lo empleó en el Mundial 2018. Por cada partido en el que la FIFA usó la espuma desde que fue dictada la medida cautelar podría corresponderle una multa de 15.000 dólares por partido, un multiplicador que elevaría el resarcimiento a un monto aproximado a los 80 millones de dólares.

Parte del dictamen técnico Instituto de Propiedad Industrial de Brasil
Parte del dictamen técnico Instituto de Propiedad Industrial de Brasil

Se estima que en los próximos días el Tribunal de Río de Janeiro dará un fallo de primera instancia. Los intereses de SPUNI, que son defendidos por Cristiano Zanin Martins (abogado del expresidente Lula Da Silva), deberán sortear el dictamen técnico del Instituto de Propiedad Industrial de Brasil (INPI), que declara "nula la patente PI0004962-0, otorgada indebidamente en 2010 a SPUNI por INPI".

LA NACIÓN tuvo acceso al documento del Instituto, con fecha de febrero de 2020, que establece que la patente original del aerosol no cumplía con los requisitos en cuanto a su composición química.

En su conclusión, el Instituto hace lugar al reclamo presentado por la FIFA, en el sentido de la falta de claridad, justificación y divulgación de la patente que permitía la elaboración del spray. En resumen, determina que la patente que el propio INPI concedió no debió ser otorgada. Y ordena al "demandado SPUNI reembolsar los costos judiciales y del litigio, así como el pago de los honorarios de abogados en una cantidad correspondiente a un 20% del valor del caso judicial, sujeto al ajuste de inflación hasta la fecha, de pago efectivo".

El dosier del Instituto lleva el título "Composición de espuma en spray para demarcar límites y distancias reglamentarias en el deporte". El segundo punto refiere a la "descripción del asunto" y especifica los porcentajes de agua, sulfato de sodio, cloruro de sodio, betaina, dietanolamina, triazina, óxido de dimetil amina, pigmento reducido en agua y propano. En su presentación al INPI, la FIFA denuncia que la proporcionalidad de cada compuesto en la fabricación de la espuma "es demasiado amplia y permite la presencia de ingredientes adicionales". En el Mundial Sub 17 del año pasado en Brasil, la FIFA obtuvo la autorización judicial para utilizar un spray diferente al 9.15.

El fútbol viene del potrero, donde también germinó la ocurrencia del aerosol. Desde que en 2001 se enojó con un árbitro porque en un torneo de exalumnos no hizo respetar la distancia de la barrera en un tiro libre, el periodista Pablo Silva se propuso encontrarle una solución a la reiterada transgresión. Así dio con el aerosol, primero, y luego con los profesionales químicos que encontraran una fórmula que no fuera tóxica ni contaminante, con una espuma que se esfumara a los pocos segundos de ser aplicada sobre el césped.

La conclusión del expediente que establece que la patente debe declararse nula
La conclusión del expediente que establece que la patente debe declararse nula

Le vio futuro a su invento y en 2008 se lo hizo llegar a Julio Grondona, a quien le interesó la propuesta. El aerosol debutó ese año, en un 3-1 de Chacarita a Los Andes. Se asoció con el brasileño Allemagne y desde entonces el spray tuvo un crecimiento exponencial. Salió internacionalmente a la cancha en la Copa América de la Argentina 2011 y al año siguiente recibió la bendición de la International Board. Camino allanado para que los árbitros se lo ajustaran a la cintura en el Mundial de Brasil 2014.

Con la muerte de Grondona y la caída de Blatter, la FIFA experimentó un giro político que le dio la espalda a los creadores del aerosol. En declaraciones a Olé, el abogado Zanin Martins expresó: "En Brasil, infringir la ley de patentes es un delito criminal, tiene una pena de entre uno y cuatro años de cárcel. La FIFA nos ignora, nunca más nos atendió".

Silva, en diálogo con LA NACIÓN, mostró su indignación: "Infantino se llena la boca hablando de ética y transparencia y no lo refleja como presidente. Solo quiero justicia". El aerosol que vino a poner a raya a las barreras quedó en medio de un litigio que saltó de la cancha a los tribunales.

El expediente que llegó al Tribunal de Río de Janeiro está escrito en inglés y portugués
El expediente que llegó al Tribunal de Río de Janeiro está escrito en inglés y portugués

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.