Los fanáticos de Ramón y las cargadas de Boca, las repercusiones en Twitter de la renuncia