Manchester City, a un paso del título de la Premier League: golazo al ángulo y la broma de Agüero

Kompany celebra su gol, que vale media Liga; Agüero lo persigue en el festejo
Kompany celebra su gol, que vale media Liga; Agüero lo persigue en el festejo Crédito: dpa
Claudio Mauri
(0)
6 de mayo de 2019  • 18:23

El que puede ser el gol del campeonato para Manchester City no provino de una jugada repleta de pases, sello característico de un equipo de Pep Guardiola . Para derribar lo que era el indestructible muro defensivo de Leicester hizo falta un bombazo de 30 metros del capitán Vincent Kompany. Iban 24 minutos del segundo tiempo y el City se empezaba a desesperar por un 0-0 que le devolvía la punta de la Premier League a Liverpool , cuando resta una fecha.

Ahora, el City tiene 95 puntos, uno más que Liverpool, y el domingo podrá consagrarse cuando visite a Brighton (17°, ya salvado del descenso). En caso de coronarse, habrá un bicampeón de la Premier luego de una década, desde que el Manchester United de Alex Ferguson obtuvo el tricampeonato entre 2006 y 2009. Liverpool, que este martes debe remontar un 0-3 ante Barcelona por las semifinales de la Champions League, recibirá el domingo a Wolverhampton (7°, sin posibilidades de clasificarse a las copas europeas).

El bombazo de Kompany

Al City le costó traducir su abrumador dominio en situaciones de gol. El Etihad Stadium se consumía en nervios y ansiedad. Las dos más claras las tuvo Sergio Agüero , con un cabezazo tras un córner y una definición desde el piso, ambas neutralizadas por dos grandes atajadas de Kasper Schmeichel, uno de los tres sobrevivientes, junto con Vardy y Albrighton, del plantel de Leicester que dio la sorpresa al ganar la Premier en 2016.

Los dos más grandes equipos que enfrenté en mi carrera de entrenador fueron el Barcelona de Luis Enrique, con Messi, Suárez y Neymar, y este Liverpool de Klopp
Pep Guardiola

No faltó el sufrimiento del final. Cuando restaban cuatro minutos, el delantero nigeriano Iheanacho desperdició el empate al definir muy desviado ante Ederson. Ante un rival que se defendió de manera compacta y sin recurrir al juego brusco (solo cometió cinco foules). Guardiola dispuso desde los 10 minutos del segundo tiempo un esquema con cuatro delanteros: Sané, Agüero, Sterling y André Silva.

De Agüero a Kompany: "¡No patees, Vinny!"

La elaboración y el juego asociado no le estaba dando resultado, hasta que los dos zagueros centrales -Laporte y Kompany- se posicionaron en tres cuartos de campo rival. El francés le pasó la pelota al belga, a quien nadie salió a marcar, quizá pensando en que no sería capaz de sacar un bombazo al ángulo. Kompany, emblema del club, ya había marcado un gol importante para el título de 2012, en un 1-0 sobre Manchester United a una fecha del final.

Eliminado de la Champions League por Tottenham, Manchester City acaricia la sexta liga de la historia, en una temporada en la que ya obtuvo la Copa de la Liga y el 18 de mayo disputará la final de la FA Cup ante Watford. Contra Leicester festejó una victoria tan ajustada como decisiva.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.