Maradona llegó a Barcelona y recibió a Cruyff bajo estrictos recaudos

El técnico de la selección nacional continúa suspendido por la FIFA; por tal motivo, no posó para los fotógrafos junto al DT de Catalunya -rival del próximo martes- que se acercó al hotel a saludarlo ni tampoco se traslado junto a la delegación en el micro; "hablamos de la familia porque de fútbol está prohibido", bromeó el holandés; preocupa la poca venta de entradas para el amistoso
(0)
20 de diciembre de 2009  • 18:20

BARCELONA (EFE).- Los abogados de la FIFA trasladaron a los responsables de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) la recomendación de que Diego Armando Maradona no participe en ningún acto público previo al amistoso ante Cataluya, pasado mañana, ya que se encuentra oficialmente sancionado por el máximo organismo internacional.

Maradona, que hoy llegó a Barcelona junto a los jugadores argentinos que actúan en su país, no pudo trasladarse del aeropuerto al hotel junto al resto de la delegación y tampoco pudo posar para los fotógrafos junto a Johan Cruyff, seleccionador catalán, una imagen que la Federación Catalana de Fútbol (FCF) buscaba como argumento para promocionar el partido.

Cruyff visitó a Maradona en el hotel de concentración de la Argentina, pero de manera privada. Fue imposible obtener una imagen de ambos porque la AFA prefirió ´reservar´ a Maradona y recomendarle que no participe en ningún acto público. "Sólo hemos hablado de la familia porque de fútbol está prohibido", bromeó el holandés.

Oficialmente, Maradona verá el partido del Camp Nou entre Catalunya y la Argentina, el martes, como espectador. "La AFA nos ha pedido seis entradas porque Maradona acudirá como espectador", confirmó Jordi Casals, presidente de la FCF.

Preocupación oficial. Por otro lado, Casals informó que sólo se vendieron 30.000 entradas para el partido que el próximo martes y reclamó, al igual que el seleccionador, Johan Cruyff, un mayor respaldo del público. "Si Catalunya no es capaz de llenar el estadio, quizá nos lo tenemos que hacer mirar", lamentó Casals, que relacionó el apoyo de la gente con la identidad catalana.

"El presidente de la Generalitat acaba de decir que Cataluña es una nación", comentó para animar a los aficionados a demostrarlo en las gradas del estadio "y de paso celebrar el 650 aniversario de la nación catalana".

En la misma línea se expresó Johan Cruyff, que debutará como seleccionador catalán. "Los jugadores tienen el orgullo y las ganas de venir a jugar, pero están bastante decepcionados, especialmente los del Barça, porque parece ser que su público los deja un poco en seco".

El holandés recordó que los futbolistas actuarán "sin primas, sólo por orgullo", y lamentó que "el resto de la gente no tenga la misma actitud que los jugadores, algo bastante decepcionante".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.