El enojo de Matías Lammens después de la polémica derrota de San Lorenzo

Los jugadores de San Lorenzo, abrumados después de la derrota ante Tigre
Los jugadores de San Lorenzo, abrumados después de la derrota ante Tigre Fuente: Telam
El presidente de San Lorenzo se quejó por el arbitraje en la derrota frente a Tigre y aseguró que pedirán una sanción para Germán Delfino
Fernando Vergara
(0)
3 de abril de 2017  • 16:38

Matías Lammens tuvo un domingo de furia. La bronca por la derrota de San Lorenzo frente a Tigre lo colocó en una situación que no había vivido nunca: la de ingresar intempestivamente en el vestuario de un árbitro. Mientras los simpatizantes del Matador celebraban bajo la lluvia a la salida del estadio José Dellagiovanna, el presidente del Ciclón quedó cara a cara con Germán Delfino. "Yo no soy de ver complots pero en este caso algo raro hubo. Algo pasó. Lo del juez de línea en el partido con Tigre fue raro", dijo el presidente azulgrana a LA NACION.

Después de quedarse con las manos vacías tras la excursión a Victoria, San Lorenzo reclama dos jugadas puntuales. Primero, cuando se imponía y faltaba muy poco para el desenlace, Tigre dio vuelta el resultado con un penal dudoso convertido por Carlos Luna. Después, la más evidente, una clara posición adelantada del atacante Ramón Miérez, que le dio el 4-3 al Matador en el cierre del encuentro. "Es cierto, hablé con Delfino, yo estaba muy enojado. Pero el error en el cuarto gol de Tigre fue grosero", dijo Lammens.

En Tigre, el Ciclón no sólo perdió tres puntos importantes: ahora dejó de ser el único escolta de Boca y quedó a seis unidades del equipo de los Barros Schelotto. El presidente aseguró que el enojo no quedará reducido sólo a declaraciones. "Vamos a mandar una nota muy fuerte a la AFA pidiendo que se sancione a Germán Delfino y al juez de línea Diego Verlotta", añadió.

El penal que marcó Delfino por mano de Paulo Díaz

El gol de Miérez para Tigre, en fuera de juego

San Lorenzo es uno de los clubes que quedaron afuera del nuevo Consejo Directivo de la AFA. De hecho, el Ciclón no tiene representantes en la nómina de Claudio Tapia. Hace algunos días, Lammens había marcado su posición: "No creo que los cambios que necesita el fútbol estén en esa lista de AFA, por eso no me sumé. Entraron todos al otro barco y me quedé medio solo".

Con el resultado todavía muy fresco y enojado por los fallos, se le preguntó a Lammens si veía una conexión entre la postura de San Lorenzo y lo que pasó en la cancha. El presidente contestó: "No soy de ver complots, pero en este caso algo raro hubo. Algo pasó. Nuestro reclamo no se limita a los últimos dos goles de Tigre: en el primer tiempo Blandi quedó mano a mano con Ibáñez y le cobraron una posición adelantada que no fue. El juez de línea era el mismo... Y lo del penal es relativo: la nueva reglamentación no es tan taxativa porque habla de tocar el balón 'deliberadamente con la mano' y eso confunde. Paulo Díaz no tocó la pelota deliberadamente con la mano".

Al finalizar el partido, las declaraciones de Nicolás Blandi y del técnico, Diego Aguirre, evidenciaron las sospechas del Ciclón. "La sensación que tengo es que nos metieron la mano en el bolsillo", declaró el uruguayo.

Roberto Álvarez, (vice segundo de San Lorenzo), también se mostró molesto. "Estoy dolido, me llama la atención que el mismo juez de línea que cobró un penal que no fue a los tres minutos no sancione algo tan evidente. Fue una gran injusticia, esto le hace mal al fútbol argentino", indicó a LA NACION.

Las jugadas dudosas tuvieron eco incluso en Boca, indirectamente ligado con el resultado final y con una ventaja de seis puntos por encima del Ciclón finalizada la fecha 18. “Yo el penal de Díaz no lo hubiera cobrado y la posición adelantada fue muy clara, un metro. Me da bronca. Entiendo la furia de Lammens, tiene que estar enojado", manifestó Daniel Angelici en Fox Sports.

Delfino, por su parte, hizo su descargo. "En la jugada puntual de la mano, nosotros tenemos recomendaciones de FIFA y Conmebol que dicen que esas situaciones donde el jugador no trata de sacar el brazo hay que sancionarlas. Después podemos discutir si nos gusta o no, pero hay una legislación y hay que aceptarla. Después, las jugadas de fuera de juego que son milimétricas, que son muy finas, en el 95% hay grandes aciertos. Ayer había un gol de San Lorenzo que se veía en offside y estaba perfectamente habilitado”, aseguró en ESPN Radio.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.