Murió el Chapa Rubén Suñé, ídolo de Boca y autor del gol que definió un campeonato ante River

Suñé, en un homenaje que recibió en la Bombonera, escenario que marcó a fuego su carrera
Suñé, en un homenaje que recibió en la Bombonera, escenario que marcó a fuego su carrera
(0)
21 de junio de 2019  • 00:06

Rubén José Suñé, uno de los ídolos históricos del Boca que conquistó América a fines de los 70, falleció la noche del jueves, a los 72 años, mientras estaba internado en el Hospital Británico. Sus restos serán velados el sábado, en Parque Patricios.

Suñé, que arrancó como marcador de punta y luego pasó a desempeñarse como mediocampista central -un 5 clásico- jugó 527 partidos en Boca y convirtió 52 goles (incluidos los encuentros amistosos y oficiales). Debutó con la camiseta xeneize el 22 de diciembre de 1966, en un amistoso ante Atlanta, en el que Boca perdió 1-0. Con la camiseta xeneize festejó ocho campeonatos: la Copa Argentina 1969, los campeonatos Nacionales 1969, 1970 y 1976; el Metropolitano 1976, las Copas Libertadores 1977 y 1978 y la Copa Intercontinental 1977.

Pero, entre sus 52 tantos, se destaca el que anotó para definir la final del Nacional 1976 frente a River, con un potente tiro libre al ángulo, para el 1-0 jugado en la cancha de Racing. A los 27 minutos del segundo tiempo, y cuando el 0 a 0 parecía inquebrantable, hubo una infracción a unos 10 metros del área de River. Avalado por el anuncio del árbitro Arturo Ithurralde, que les había dicho a los capitanes (el propio Suñé y Roberto Perfumo) que una nueva regla permitía patear los tiros libres sin esperar el silbato del juez, el Chapa aprovechó el desconcierto de los futbolistas millonarios y del arquero, Ubaldo Fillol. Mientras el Pato armaba la barrera, el ídolo xeneize le metió al balón un derechazo que se clavó en el ángulo superior izquierdo del arco de River. El 1-0 fue inamovible y Boca se coronó campeón del Nacional, nada menos que frente a su rival eterno.

Rubén Suñé, una de las figuras del legendario Boca de los años 70
Rubén Suñé, una de las figuras del legendario Boca de los años 70

Hasta la Supercopa Argentina de 2018, que los millonarios ganaron por 2-0, esa había sido la única final que habían disputado Boca-River. Por eso, además, el gol quedó en la historia.

"Apenas vi que la pelota entró, salí corriendo. No me podía frenar nadie. Quería volar, abrazarme con todos. Y terminé cerca de la tribuna que más llena estaba de hinchas de Boca", le había dicho Suñe a LA NACION en 2016, cuando se cumplieron los 40 años de aquella gesta.

Como si hubiera sido un capricho del destino ni el propio Suñé sabía por qué se perdieron las imágenes de ese gol. "Desapareció. Hay varios pasajes del encuentro dando vueltas. Pero mi gol no está. Es una cosa rarísima", siempre se lamentó. La leyenda urbana dice que un poderoso integrante de la dictadura militar (1976-83), reconocido simpatizante de River, ordenó destruir las filmaciones de aquel gol.

El día que se inauguró su estatua en el Museo de la Pasión Boquense

Se alejó de Boca en 1981, cuando pasó a San Lorenzo, club en el que se retiró al final de esa temporada. El momento más dramático de su vida llegó el 22 de junio de 1984, tras un intento de suicidio. Suñé, que por entonces tenía 37 años, saltó desde el séptimo piso de su departamento en Pompeya, tras vivir en un estado depresivo luego de su retiro. El Chapa sufrió contusiones muy graves en brazos, piernas y hemorragias internas. El pronóstico no era muy alentador. Sin embargo, se recuperó poco a poco y fue rodeado de afecto xeneize. Ya en la Bombonera fue ovacionado por la hinchada de Boca, en un partido en el que le entregaron una plaqueta. Años después, se incorporó para trabajar en las divisiones inferiores de Boca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.