No puede jugar en el City, pero se da el gusto en el Sub 17

Benjamín Garré, nieto del Mago, se fue vía patria potestad; hoy, la Argentina vs. Venezuela
Fernando Czyz
(0)
24 de febrero de 2017  

Tras la clasificación para Corea del Sur 2017 del seleccionado Sub 20, desde hoy, en el Sudamericano de Chile, el Sub 17 conducido por Miguel Ángel Micó, irá en busca de una de las cuatro plazas para el Mundial de India.

Con la meta de lograr el título continental, conseguido en 1985 (primer torneo), 2003 y 2013, la Argentina debutará a las 20 en Talca contra Venezuela, por el grupo B, que completan Perú, Brasil (chocaán a las 22.15) y Paraguay. El certamen empezó anoche, con Colombia vs. Ecuador y Chile vs. Bolivia, por la zona A.

Benjamín Garré, jugador del sub 17: “Dejé la familia y amistades para cumplir un sueño”.
Benjamín Garré, jugador del sub 17: “Dejé la familia y amistades para cumplir un sueño”.

En el plantel argentino hay una historia peculiar, la de Benjamín Garré. Nieto de Oscar, "El Mago", hace ocho meses dejó Vélez mediante el ejercicio de la patria potestad para pasar a Manchester City. Luego de seis meses sin que pudiera jugar, el Tribunal de Arbitraje Deportivo lo habilitó para que actúe en el club inglés a su regreso del Sudamericano.

El conflicto entre Vélez y Manchester City puso incertidumbre en Tojo, que hasta recibió un consejo de "bajarlo", pero el DT brindó su respaldo a Garré, que charló con LA NACION en Ezeiza.

-¿Qué se siente al volver a usar la camiseta del seleccionado?

-A muchos nos tocó vestirla en el Sub 15 y nos quedó la espina de perder la semifinal contra Uruguay. Vamos por la revancha, por el Mundial de India y, si Dios quiere, por el título. Estoy feliz de volver a vestir la celeste y blanca. Lo que me hace feliz es jugar a la pelota. A pesar de lo que se dijo, yo siempre quise jugar...

-¿Fue duro llegar a Inglaterra y no poder jugar?

-Viajé el 11 de julio, en mi cumpleaños 16, y al día siguiente nos fuimos dos semanas de pretemporada a Croacia. No podía creer la manera de tratarnos y de manejarse. A la vuelta me instalé en la pensión, donde viví seis meses sin jugar. Me mató trabajar en la semana y no poder mostrar mis cualidades el fin de semana.

-¿Te acompañó tu familia?

-Viajé con mi papá y luego me quedé solo un par de meses. Después me visitaron mis papás, mi hermana y mi abuelo. Estaban más sorprendidos que yo por la talla del club. Mis padres conocían pero mi abuelo Oscar, que es del ambiente, no podía creerlo. Dos o tres meses antes de ir intensifiqué mis estudios en inglés, y en Manchester tengo casi dos horas diarias de idioma. Vivir solo me ayudó a madurar y crecer.

-¿Tuviste contacto con los argentinos y con Guardiola?

-Abajo de la pensión tenemos el vestuario y desde una ventana vemos la cancha donde se entrena la primera. Cuando terminamos de practicar, nos asomamos y vemos que comienzan ellos, los jugadores que hasta hace poco usaba en la Play, donde siempre elegía el City. Una vez que llegó Guardiola y empezó a sumar fichajes buenos, en 2013 o 2014, fue mi equipo preferido. Soy gran jugador de Play. Si bien en el plantel argentino hay rivales que hacen fuerza, gano muchas veces...

-Tenés ahí a Sergio Agüero...

-Hoy se lo critica mucho en el seleccionado pero está en el top 3 mundial de centrodelanteros.

-Te fuiste sin haber debutado en la primera. ¿Soñás volver?

-Dejé la familia para cumplir su sueño. He dejado muchas cosas de lado, cambié varias veces de colegio y perdí amistades. Me pierdo la infancia de mi hermana, de 12 años. Pero el día de mañana, si Dios quiere, podremos compartir más tiempo. Me dolió mucho que llamaran "mercenarios" a mi abuelo y mi familia. Ellos no tienen nada que ver, porque la decisión de irme a Manchester fue mía. Lo único que quiero es jugar a la pelota en el Sub 17, en Europa o en un club argentino.

-¿Qué implica Ezeiza, donde tu abuelo fue seleccionador de juveniles y a donde volviste como Sub 15 y Sub 17?

-Lo conocí cuando tenía 10 años y no tomaba dimensión de esto. Siempre uno desea estar en este predio, pero una vez que lo alcanza, cuesta caer. Y mi abuelo me ayuda mucho, me está muy encima y me pide que sea muy humilde. Me dice que todavía no soy nadie sino sólo un jugador de un club muy importante y del Sub 17. Con hacer la mitad de lo que hizo en su carrera me conformaría.

-¿Sabés cuál es el único título mundial que le falta a la AFA?

-El Sub 17... Pero en el nivel sudamericano también le falta el Sub 15. Primero queremos clasificarnos en el Sudamericano, ganar el premio Fair Play, lograr el título y, sólo el día del mañana, pensar en ser campeones del mundo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.