Otra derrota de Leeds: la tristeza de Bielsa y la frase de Tiger Woods

Bielsa se acerca a consolar a Pablo Hernández luego de otra derrota de Leeds
Bielsa se acerca a consolar a Pablo Hernández luego de otra derrota de Leeds Crédito: Twitter
Claudio Mauri
(0)
22 de abril de 2019  • 19:49

En tres días, al Leeds de Marcelo Bielsa se le esfumó casi de manera definitiva la ilusión del ascenso directo a la Premier League que venía construyendo desde hace más de ocho meses. La derrota de este lunes por 2-0 ante Brentford, que se suma a la sufrida el viernes contra Wigan, lo aleja del segundo puesto, que permite subir de categoría sin pasar por los play-off.

En el análisis del director técnico argentino, las causas de este repentino desplome no son diferentes a las que condicionaron la campaña en varios momentos de los 34 fechas disputadas del Championship : "El resumen de nuestra temporada es el de un equipo que crea numerosas ocasiones de gol y tiene una baja eficacia. Con eficacia, tendríamos 10, 12 puntos más. El desenlace de esta derrota comienza en el partido anterior, que fue muy injusto; fue en el que más situaciones de gol creamos y más posesión tuvimos".

Quedan dos fechas y Leeds está a tres puntos del segundo, Sheffield United, aunque en realidad la distancia se puede considerar de cuatro unidades porque se utilizará la diferencia de gol en caso de desempate. Sheffield United tiene un gol-average de +35 contra +24 de Leeds. El equipo de Bielsa necesitaría ganar los dos partidos que restan y que Sheffield no triunfe en ninguno de los dos. Sobre este panorama, Bielsa comentó: "Estoy muy triste, teníamos la esperanza de terminar primeros o segundos. La derrota nos pone muy difícil ese objetivo. No vamos en contra de las matemáticas mientras tengamos opciones, pero obviamente sabemos que nuestras oportunidades estaban en los dos partidos que acaban de pasar".

Los ubicados del tercer al sexto puesto disputarán un play-off por el tercer ascenso. Fue la segunda vez en el torneo que Leeds sufrió dos caídas consecutivas; la anterior, entre fines de diciembre y principios de año. En la conferencia de prensa, a Bielsa le preguntaron si su equipo pudo haber sucumbido a la responsabilidad de las instancias de definición: "¿Presión? Voy a parafrasear a Tiger Woods: cuando uno disputa algo que le importa, no hay presión. Por supuesto que hay presión cuando se juega por algo, pero le aseguro que este equipo nunca la sintió. Si hay que explicar por qué no tenemos 10 o 12 puntos más, simplemente hay que mirar cuántas situaciones necesitan los rivales para hacer un gol y cuántas nosotros".

Las adversidades se acumularon en la visita a Brentford. A los 12 minutos salió lesionado el lateral izquierdo Alioski. Al rato, con el partido 0-0, el árbitro omitió un penal sobre el centro-delantero Bamford, pero Bielsa no quiso ponerlo como excusa: "Cuando uno reclama siempre parece que se está justificando. No me gusta derivar responsabilidades en los árbitros. La labor de ellos es la más difícil que hay en el fútbol. La mejor manera de ayudarlos es no presionarlos con reclamos".

La impotencia ofensiva de Leeds creció a la par de los desajustes defensivos. El primer gol llegó por un amplio hueco entre los zagueros centrales, con las líneas adelantadas y sin ejercer presión sobre el rival que da la asistencia.

Tras el final del encuentro quedó una imagen que nunca se había visto: Bielsa ingresó al campo para saludar y consolar a sus jugadores. "Lo hice porque todos nos dimos cuenta de que después de estos dos partidos decrecieron nuestras posibilidades de terminar entre los dos primeros. No digo que mis jugadores merecían un homenaje o un consuelo, pero sí una cercanía de identificación y consideración por todo el esfuerzo que hicieron. Quise demostrar que me identificaba con ellos en este momento de derrota", dijo Bielsa y reparó especialmente en el volante Pablo Hernández, uno de los más abatidos: "Pablo se merecía más que nadie el primer o segundo puesto. Entiendo su angustia, pero el fútbol todos los días propone opciones nuevas".

Bielsa evitó definiciones tan terminantes como las empleadas en la derrota anterior, contra Wigan, cuando expresó que si no lograban ascender "será una temporada para el olvido. Lo que resta será más difícil que lo hecho. Solo ascendiendo se cerrará esta herida".

A Leeds le queda enfrentar el domingo a Aston Villa, quinto, con un lugar asegurado en los play-off, y en la jornada final a Ipswich Town, último y ya descendido. Justamente con este débil equipo jugará en la próxima fecha Sheffield United, que con una victoria tendrá casi sellado el ascenso. Bielsa intenta salir de este mal momento: "No pudo ser, tenemos que poner la energía en la opción que nos queda, que es muy importante para nosotros".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.