Otros cinco partidos de la Copa Libertadores dominados por los incidentes

.
. Fuente: AFP - Crédito: Juan Manbromata
(0)
24 de noviembre de 2018  • 17:13

Los incidentes ocurridos en la previa del partido entre River y Boca es otro de los episodios lamentables que se vivieron en los últimos tiempos en la Copa Libertadores. Otros casos de incidentes y partidos que no finalizaron o lo hicieron de manera irregular en el principal certamen continental.

28/8/2018

Santos vs. Independiente, en San Pablo, por la actual Copa Libertadores. A menos de 10 horas de haberse conocido el fallo que dio por ganado el partido de ida para el rojo de Avellaneda por 3-0 (por la mala inclusión de Carlos Sánchez), el estadio Pacaembú colmado fue una bomba de tiempo que estalló a diez minutos de terminar el encuentro, cuando brasileños y argentinos empataban 0-0. Cuando el encuentro llegaba a su final y Santos no conseguía remontar la llave, los hinchas locales comenzaron a arrojar proyectiles y a intentar invadir el terreno de juego.

La policía paulista salió al cruce de estos hinchas y los ánimos recién se calmaron cuando el árbitro chileno Bascuñán dio por finalizado el partido y ambos equipos se retiraron a los vestuarios.

15/5/2015

Boca vs River, en la Bombonera. Por el desquite por los octavos de final de la Libertadores. Un hincha de Boca les arrojó gas pimienta a los jugadores de River mientras estaban saliendo por la manga a jugar el segundo tiempo del partido que iba 0 a 0. Y el árbitro Darío Herrera, luego de 70 minutos donde los médicos de la Conmebol analizaron el estado de los futbolistas millonarios, decidió suspender el encuentro.

Leonardo Ponzio, Matías Kranevitter y Ramiro Funes Mori fueron los jugadores más afectados. Justo en el momento en que salían por el túnel para jugar el segundo tiempo, recibieron la agresión, que también afectó a otros jugadores. Con la espalda quemada por el gas lanzado desde la platea a la ventilación de la manga, Ponzio había sostenido que tenía "todo el cuerpo afectado y no solamente los ojos". Por su parte Leonel Vangioni había opinado que la "irritación en la vista es muy dolorosa", al tiempo que mostraba a la prensa su espalda enrojecida.

"Es vergonzozo, es lamentable. Los jugadores no estaban bien, es lamentable. Esperamos una hora y pico que tomaran una decisión, es lamentable", había dicho Gallardo.

23/5/2011

La final entre Santos y Peñarol. Con Neymar como artífice, Santos conquistó el trofeo tras derrotar a Peñarol 2-1. Pero terminado el cotejo, los futbolistas uruguayos reaccionaron luego de que un hincha local ingresara a celebrarles el triunfo en la cara. Un video de la televisión brasileña mostró el momento en que un hincha de Santos ingresó a molestar a Luis Aguiar, que reaccionó y lo persiguió para comenzar la pelea. Aquello generó que los jugadores de ambos planteles se trenzaran a puños y patadas. La policía tuvo que ingresar al terreno para calmar los ánimos.

30/4/2008

Boca vs Cruzeiro, en la Bombonera, en la ida por los octavos de final de la Libertadores. Un proyectil lanzado desde la tribuna impactó contra un juez de línea en el choque con Cruzeiro. El asistente uruguayo Pablo Fandiño fue alcanzado en la cabeza por un cubo de hielo y el árbitro, su compatriota Jorge Larrionda, suspendió el encuentro un minuto antes de cumplirse el tiempo añadido en la Bombonera.

Por el incidente, la Conmebol clausuró el estadio de Boca y le aplicó una multa de 30.000 dólares además de resolver, el organismo, "dar por concluido el partido con el resultado registrado al momento de la suspensión" que fue un 2-1 en favor del equipo argentino. "La jodita del cubito de hielo que le tiraron al asistente nos cuesta nada menos que U$S 130.000. Treinta mil por la multa de la CSF y otros u$s 100.000 por el alquiler de la cancha de Vélez", lamentó en aquél momento el ya fallecido presidente xeneize, Pedro Pompilio.

11/5/2004

La pelea en el estadio Azteca. El América de México quedó eliminado en las semifinales de la Copa 2004 ante el sorprendente y humilde Sao Caetano, de Brasil. Finalizado el partido, los visitantes se burlaron de sus rivales, provocando la ira de Cuauhtémoc Blanco, quien agredió con un codazo a un brasileño, lo que desató el descontrol de la hinchada local, que ingresó al campo de juego a agredir a los jugadores. Cuauhtémoc Blanco fue suspendido por un año y su equipo, América, sancionado con una multa de 50 mil dólares por los incidentes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.