Racing-Boca Unidos, por la Copa Argentina: el campeón quedó eliminado en los penales

Fuente: FotoBAIRES - Crédito: Fotobaires
Agustín Monguillot
(0)
21 de julio de 2019  • 12:02

Definitivamente la Copa Argentina es una pesadilla para Racing. El campeón de la Superliga volvió a despedirse del torneo ante un equipo modesto. La última vez fue Sarmiento de Resistencia y en esta oportunidad fue Boca Unidos, que milita en el Federal A. La Academia igualó sin goles con los correntinos y q uedó eliminada de los 32avos tras caer por 4 a 3 en la definición por penales.

Aun estaba fresca en la memoria de Eduardo Coudet aquella eliminación ante Sarmiento. "Este torneo nos dio una lección muy grande y tenemos que aprender de eso", había dicho el DT, conforme porque se mantuvo prácticamente todo el plantel campeón. Diez de los once titulares que formaron parte del partido de ayer integraron el grupo que se consagró campeón de la Superliga. La única cara no tan nueva fue Diego González, que volvió tras una temporada a préstamo en México. Un jugador muy bien considerado por Coudet, tanto que hace unos días dijo que su partida no fue por decisión suya.

El equipo fue recibido con todos los honores por las poco más de 10.000 personas que se acercaron al Néstor Díaz Pérez. Un "Dale campeón" antes de que arranque el partido y los reconocimientos individuales para Lisandro López, Ivan Pillud y el Chacho Coudet, marcaron el pulso.

Prácticamente quedaron establecidas las diferencias de jerarquía desde el minuto cero. Racing no estuvo fino en los primeros minutos, pero tampoco necesitó mucho para incomodar a un rival que empezó la pretemporada hace 20 días y que venía de un largo "parate" porque fue rápidamente eliminado del Federal A.

El campeón vigente de la Superliga, que el próximo viernes abrirá el torneo en Avellaneda ante Colón, fue de menor a mayor en esa primera mitad. El sector por donde generó más peligro fue por el derecho, con Ivpan Pillud en el centro de la escena, y casualmente es la zona en la que Coudet quiere reforzar a toda costa e insiste con la llegada del lateral uruguayo José Luis Rodríguez Bebanz.

La razón por la que Racing no pudo marcar tiene nombre y apellido: José Aquino. El arquero se hizo figura con cinco intervenciones impecables, incluyendo dos mano a mano con Cvitanich y Pillud. Al asedio continuó en la segunda mitad y el paraguayo respondió siempre con solidez.

Los minutos se fueron consumiendo a la par de que creció la ansiedad de Racing y la ilusión de los correntinos de ir a los penales o "cantar bingo" con alguna jugada aislada. Casi lo encuentra a los 38 del complemento, con un tiro mordido que casi agarra desprevenido a Gabriel Arias. Lo que parecía que se iba a definir con cuestión de tiempo para los de Avellaneda terminó en un escenario soñado para Boca Unidos cuando Hernán Mastrangelo dio por finalizado el tiempo regular.

El dramatismo aumentó con los penales. Aquino y Arias se lucieron con una atajada cada uno. Cvitanich la quiso colocar pero se le fue bien lejos. Pareció que era el momento de Boca Unidos, pero Arias otra vez la tapó. En el quinto penal, Marcelo Díaz la tiró por encima del travesaño y Fernando Alloco definió fuerte al medio para que Boca Unidos logre una hazaña histórica para el club. En una temporada que no disputa torneos internacionales, avanzar en la Copa Argentina era un objetivo primario para Racing. Otra vez sufrió la misma película.

El penal de la clasificación para Boca Unidos

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.