Penal, polémica y ayuda del asistente: el árbitro de Banfield-Atlético de Rafaela reconoció que no había visto mano

Fernando Rapallini explicó que la ayuda le llegó del línea Ariel Scime; Juan Manuel Llop, DT de la Crema, mantiene la postura de qué la pelota tocó en la espalda del volante Gabriel Gudiño
Juan Manuel Raimundo
(0)
6 de noviembre de 2016  • 23:59

La jugada del penal sancionado en contra de Atlético de Rafaela, que posibilitó el empate de Banfield y que el fallo del árbitro Fernando Rapallini fue muy cuestionado y reclamado exasperadamente por los jugadores visitantes y por el exaltado Juan Manuel Llop, el técnico que fue expulsado por exceso verbal hacia el cuarto árbitro Martín Gonaldi, mereció la explicación del juez al abandonar el estadio Florencio Sola.

Rapallini manifestó: "No vi mano. No vi que la pelota le pegara en el brazo a (Gabriel) Gudiño -tras el centro de Alexis Soto- porque al estar de frente a la jugada, el propio jugador me tapaba la visión, por eso dejé que siguiera la jugada, pero en escasos segundos marqué el penal porque mi primer asistente (Ariel Scime) por el intercomunicador me alertó de la infracción, como correspondía porque trabajamos en equipo".

El árbitro prosiguió con que "el mismo Gudiño, luego me reconoció que le había pegado en el brazo, pero que no había tenido intención, que el estaba de espalda al envío de la pelota, pero sucedió que él no saltó de forma natural, lo hizo con los brazos extendidos como tratando de obstaculizar la trayectoria de la pelota y con la nueva reglamentación no se mide la intención, si no el perjuicio que puede generar para el equipo que ataca cuando la pelota pega en el brazo o en la mano del jugador que defiende y se desvía".

A esto, el asistente Nº 1, Ariel Scime agregó: "Los asistentes estamos para marcarle al árbitro principal alguna falta que no llegue a observar, como sucedió con este penal, que al ver que no lo sancionaba hice sonar el beeper que tenemos en el banderín para intercomunicarnos, el que produce una vibración en el brazo del árbitro para llamarle la atención, y le grité 'penal, penal', porque así lo vi yo y no me quedan dudas".

Más allá de estas explicaciones, Llop siguió recriminando a Rapallini por ese penal "que no fue porque la pelota pegó en la espalda de Gudiño", dijo en rueda de prensa. "Encima el había dejado seguir la jugada y después pitó porque el juez de línea que estaba lejos o el cuarto árbitro le dijeron, equivocadamente, que era penal", agregó.

En cambio, el técnico de Banfield, Julio César Falcioni sostuvo: "Desde mi posición, a más de 70 metros de la jugada, me pareció que era penal, pero estaba con dudas, que me las saqué al ver varias veces el video, en el vestuario, donde observé que sí la pelota pega en el brazo derecho de Gudiño, cerca del hombro, ahora si es para cobrarlo o no ya pasa por una decisión del árbitro".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.