René Houseman sueña con festejar en la tribuna lo que no pudo lograr como jugador en Huracán

Houseman, del otro lado de la cancha, es pura esperanza
Houseman, del otro lado de la cancha, es pura esperanza
El ex delantero vivió con expectativas y nerviosismo el éxito del Globo ante Defensor Sporting por la Copa Sudamericana, en el año que el club busca su primer título internacional
Carlos Delfino
(0)
21 de octubre de 2015  • 23:59

René Houseman, una gloria del Globo, siguió el partido ante Defensor Sporting junto al alambrado, en la platea, acompañado de su hija y un nieto, que pateaba una pelota en el pasillo que llega hasta la primera fila de asientos. " Huracán tiene un equipo corto para jugar en dos torneos al mismo tiempo. Es muy meritorio que esté en esta instancia de la Copa y con buenas posibilidades de avanzar. Es importantísimo para el club volver a estar en los torneos internaciones este año", destacó el ex delantero, que jugaba en el club de Parque Patricios cuando fue campeón del mundo con la selección argentina en 1978.

Por aquellos tiempos, René no tuvo la oportunidad de lucir la camiseta en la Copa Libertadores y no existía la Copa Sudamericana . Este año, el Globo quedó eliminado en fase de grupos del primero de esos torneos, pese a perder sólo un partido, ante Mineros de Guayana, y transita los cuartos de final de la actual competición.

Con equipo de gimnasia, zapatillas, la radio en la mano derecha y la tensión que no sentía cuando mostraba su habilidad en la cancha, Houseman evaluó los últimos cambios en el cuerpo técnico: " Eduardo Domínguez parece que supo poner distancia ahora que tiene que ser el líder del grupo del que era parte como jugador hasta hace poco". Desde que Domínguez reemplazó a Néstor Apuzzo en agosto, Huracán apenas perdió un partido, por el campeonato, ante Newells. En la Sudamericana marcha invicto, e incluso ganó los tres partidos de local y no recibió goles.

Los hinchas lo buscaban para una y mil fotos. También a Patricio Toranzo , que no participó por estar suspendido y siguió el encuentro con el nerviosismo que, asegura, no suele sentir al jugar. Dijo a canchallena.com: "Es muy valioso viajar a Uruguay con un triunfo. Creo que fue justa la victoria, ante un equipo que se cerró atrás y nos hizo complicado llegarle. Esperemos que podamos conseguir el paso a semifinales allá".

La revancha será el martes próximo en el Luis Franzini del Parque Rodó, en Montevideo. Huracán viajará el lunes, con la ilusión de volver a estar en una semifinal de una competencia internacional, a 41 años de aquella incursión en la penúltima instancia de la Copa Libertadores que sigue siendo su mejor recuerdo.

cd/gs

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.