Rosario Central-Universidad Católica, Copa Libertadores: un empate que lo dejó afuera de todo

CONMEBOL Libertadores Fase de grupos
  • 1
Rosario Central

Rosario Central

  • 1
Universidad Católica

Universidad Católica

  • César Fuentes
Pablo Casazza
(0)
24 de abril de 2019  • 23:15

Central tiró por la borda su temporada internacional. En lo que fue su peor participación en la Libertadores, empató 1-1 como local ante Universidad Católica y llega a la última fecha (recibirá al puntero Libertad de Paraguay ) sin siquiera tener chance de un lugar en la Sudamericana. En una noche lluviosa y fría, en un encuentro malo, tuvo escasa ambición, y cuando se dio cuenta, no tuvo tiempo.

Con esta paridad, el equipo de Santiago de Chile, tendrá que ganarle de visitante a Gremio para pasar de ronda. Un empate, por diferencia de gol a favor de los brasileños, lo mandará a disputar el segundo torneo en importancia de Sudamérica.

El empate en el balance del encuentro estuvo bien. Central fue de menor a mayor y desde sus ganas, puede argumentar el punto obtenido. Cocca, en su séptimo partido aún no encontró el equipo y sigue en deuda con una idea de juego.

El primer tiempo fue mal jugado. Católica planteó un partido lento, trabado y sin desesperarse. No quiso regalarle al local la chance de ponerse arriba, para que el partido no se le haga cuesta arriba. Al fin de cuenta, solo contó con esas escasas virtudes.

El gol llego en una jugada aislada. A los 23, Cesar Fuentes, tomó un mal despeje de la defensa auriazul tras un tiro libre y batió con un fuerte derechazo esquinado al siempre fiable Jeremías Ledesma.

Antes y después, casi no hubo acción en las dos áreas. Apenas algunas jugadas con un mínimo de zozobra en el arco de Dituro, pero nada que mueva siquiera el amperímetro de la emoción.

Central tuvo algo de reacción en el complemento y fue construyendo desde la actitud, con la presencia de Zampedri, peligroso en cada intervención, los suficientes méritos como para empatar. El ex Atlético de Tucumán tuvo tres oportunidades claras que no concretó, todas de cabeza.

De tanto empujar, Central llegó al empate a los 35 a través de un autogol de Fuenzalida, tras un enésimo cabezazo en el área de Zampedri, a la postre, el mejor del partido. Después, pudo ganarlo pero Dituro se lo tapó a Lovera. Católica aguantó el envión final y se va con un punto ciertamente valioso. Central, con apenas dos puntos en cinco partidos, se despide dejando una mala imagen global. Demasiados desaciertos un año que le trajo mas tristezas que alegrías.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.