Scocco, un goleador que está de vuelta y brilla como hace tres años con Martino

Está en una versión parecida a la de 2013, cuando fue campeón con el ex DT del seleccionad nacional; cuando los líderes se juntan, Newell’s aparece
Pablo Casazza
(0)
24 de septiembre de 2016  • 22:14

ROSARIO.– La energía es contagiosa. Y cuando los líderes se juntan el equipo aparece. La gente de Newell’s ve con buenos ojos que está recuperando a un estandarte en el juego. Se llama Ignacio Scocco y conduce por buen camino a este conjunto de Osella . El equipo encuentra señales de buen funcionamiento y Nacho no está solo. Mauro Fórmica es quien más entiende este lenguaje del goleador. De hecho, entre los dos marcaron los seis goles que tiene el equipo y que le permite estar en este incipiente tramo del torneo, ubicado en buena posición.

Tal vez allí, para que Newell’s tenga un perfil aún más completo, falta el salto de calidad de Maxi Rodríguez , que transita un presente sin demasiadas estridencias.

Scocco, con las dos conquistas de ayer, llegó a 68 goles en sus tres períodos en la Lepra y alcanzó a su amigo Maxi Rodríguez y a un histórico como Sergio Apolo Robles en el octavo puesto de la tabla histórica de goleadores. De esa manera, Scocco sigue sumando galones a su gran historia en el Parque Independencia. Está a cuatro goles de René Pontoni y a cinco de Roque Raúl Alfaro.

Este arranque todopoderoso del delantero nacido en Hughes, al sur de Santa Fe, impulsa a su equipo a un pasar un poco mas sereno, teniendo en cuenta los malos pasos del último tiempo. De hecho en solo otras cuatro oportunidades en el profesionalismo Newell’s comenzó con tres victorias y un empate.

Scocco se hizo fuerte en cada presentación del rojinegro. Contra Quilmes fabricó la jugada que terminó en el penal que luego él mismo convirtió para el primer triunfo 1-0. Ante Tigre fue fundamental en su desempeño y en la jugada que culminó con el gol de Formica. Contra Sarmiento, en Junín, hizo una tremenda jugada individual para volver a marcar y ayer, no solo marcó dos goles –fue su 11º ocasión donde se anotó por partida doble–, sino que jugó e hizo jugar. Tuvo cambio de ritmo, panorama, y explosión.

“Me hace feliz haber ganado y haber jugado de la manera que lo hicimos. Tenemos cosas por corregir y uno se exige”, agrega el líder de este equipo, confirmando que también fuera de la cancha es importante para el grupo. Un Scocco que se parece a aquél de 2013.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.