Una goleada en contra no tapa el bosque: la selección Sub 17 tiene motivos para creer

Crédito: AFA
Matías Baldo
(0)
22 de marzo de 2019  • 20:53

Si la selección mayor parece atrapada en un laberinto sin salida construido en torno a la excesiva dependencia alrededor de Lionel Messi y el Sub 20 consiguió una milagrosa clasificación a la Copa del Mundo de Polonia pese a la improvisada designación de Fernando Batista a dos meses del Sudamericano, el combinado Sub 17 que cayó derrotado por 3-0 frente a Uruguay es un oasis en el fútbol argentino. Aunque el resultado pueda invitar a que alguien crea que la afirmación es temeraria.

Más de una década después de los últimos días de la etapa escrita, producida y dirigida por José Néstor Pekerman y coprotagonizada por Hugo Tocalli, el combinado que debutó ayer en el Sudamericano de la categoría en el Estadio de la Universidad Mayor de San Marcos de Lima plasma las inequívocas características de un nuevo proyecto consolidado en los cimientos de las juveniles nacionales, el primer paso para la refundación.

El ciclo comenzó en junio de 2017 con las contrataciones de Hermes Desio como coordinador de las juveniles, Pablo Aimar como entrenador de la Sub 17 y Diego Placente como director técnico de la Sub 15. Aún eran días de optimismo en torno al futuro de Jorge Sampaoli, por entonces DT de la mayor, en el Mundial de Rusia.

Después de la derrota ante Uruguay, la selección volverá a presentarse el domingo ante Colombia a las 19.10 (televisa TyC Sports). Los tres primeros de cada grupo (Argentina integra el A) se clasifican al Hexagonal Final. Allí, los primeros cuatro conseguirán su boleto para el Mundial de Brasil.

Placente, con Aimar como ayudante, fue campeón en el Sudamericano Sub 15 de San Juan 2017 tras vencer a Brasil en una épica final que remontó tras ir perdiendo por 2-0. Pese al posterior fracaso que significó la eliminación en octavos de final de Rusia 2018 frente a Francia y la consecuente desvinculación de Sampaoli, la estructura no sufrió modificaciones.

Otra escena de la derrota argentina.
Otra escena de la derrota argentina. Crédito: @Uruguay

El proyecto se mantuvo intacto, virtud indispensable para el éxito. Quince de los jugadores que integraron aquel plantel campeón Sub 15 en 2017 integran la lista de convocados de Aimar para el presente Sudamericano de Perú, dos años después. Nueve de esos quince fueron titulares frente a Uruguay. Ninguno de ellos había nacido cuando Aimar y Placente se consagraron en el Mundial Sub 20 de Malasia 1997 bajo las órdenes de Pekerman.

Tampoco sufrió cambios su identidad, ni siquiera después de que dos errores individuales adelantaran a Uruguay durante los primeros cinco minutos de juego. Argentina mantuvo su fisonomía ofensiva pese a la desventaja, con la conducción de los centrales y la posesión como banderas. Lo siguió intentando durante todo el partido, e incluso en el segundo tiempo paretó y estuvo cerca del descuento. Pero al final, otra desconcentración defensiva le entregó el tercer grito a Uruguay.

Los goles de Uruguay

Chicos para seguir con entusiasmo

Entre los nóveles valores argentinos se destacan algunos nombres propios. Matías Palacios es una de las debilidades de Aimar. Elegido mejor jugador del Sudamericano Sub 15 de 2015, viajó al torneo de L'Alcúdia que dirigió Lionel Scaloni y se convirtió en el jugador más joven de la historia en debutar en la primera de San Lorenzo el 21 de septiembre de 2018 en el triunfo del Ciclón frente a Patronato. Admirador de Juan Román Riquelme, es enganche, juega con la 10 albiceleste y el Genoa italiano ya demostró su interés por el talentoso joven que cuenta con su pegada y su visión como principales virtudes.

Sobre Juan Sforza hablan en Barcelona, Manchester City y Bayern Munich, tres gigantes europeos que quedaron atrapados por el mediocampista estrella de las inferiores de Newell's. Representado por Matías Messi, hermano de Lionel, hace días firmó su primer contrato profesional con el conjunto rosarino hasta 2022. Capitán, sobresale por su personalidad, su inteligencia y la técnica de su zurda. David Ayala, de Estudiantes, es su complemento ideal como doble cinco.

El santiagueño Exequiel Zeballos, autor de cinco tantos en el Sub 15, rubricó en diciembre su contrato con Boca y se consolida como una de las grandes promesas del Xeneize. Extremo dueño de una zurda prodigiosa que lo convierte en una amenaza desde media distancia gracias a su pegada, combina velocidad y habilidad en el mano a mano. Figura de la séptima campeona, Rolando Schiavi pretende sumarlo a la reserva después del Sudamericano. Matías Godoy, delantero de Atlético Rafaela que se destacó por picarle un penal a Brasil en un amistoso y llamó la atención del Chelsea inglés, es otra de las figuras de un equipo que, pese a la caída circunstancial, es una luz de esperanza para el fútbol argentino.

Uruguay ganó el clásico rioplatense. El Sudamericano apenas empieza.
Uruguay ganó el clásico rioplatense. El Sudamericano apenas empieza. Crédito: @Uruguay

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?