Si Messi viaja a Zurich, la pena bajará a dos encuentros