El mejor momento: el Sub 20 goleó a Venezuela en la noche soñada de Adolfo Gaich

Sudamericano U20 Fase de grupos
  • 0
Venezuela U20

Venezuela U20

  • 3
Argentina U20

Argentina U20

  • Adolfo Gaich
  • Adolfo Gaich
  • Adolfo Gaich
Alberto Cantore
(0)
4 de febrero de 2019  • 22:00

RANCAGUA, Chile.- Bajo presión y ante los rivales más destacados, la Argentina saca chapa. Lo hizo en la etapa de grupos ante Uruguay y también el viernes último con Colombia, en el hexagonal final. Cuando ganar es una exigencia, la selección expone el temple, pero también juego. El calendario determinó que Venezuela, la de mejor juego en el torneo, le tomaría examen. Aprobó con un contundente 3-0 en la noche de ensueño de Adolfo Gaich , autor de los tres goles. El campeonato Sudamericano entra en la etapa de definición, con las plazas para el Mundial de Polonia y los Juegos Panamericanos a tiro, y la Argentina confirmó que tiene pretensiones de sentarse a la mesa de los candidatos.

Cuando aplicó el plan de juego, la Argentina enseñó cuál es la fórmula para que Venezuela no vuele. La selección debía desacelerar al rival. Primero, anulando al rival, impidiéndole que encuentre las sociedades futbolísticas que presenta la Vinotinto, un equipo que a partir de Sosa –la ficha es de Talleres de Córdoba- y Brayan Palmezano, rompe con habilidad y velocidad por las bandas para asistir al gigante Jan Hurtado, el goleador que anotó dos en el triunfo histórico sobre Brasil, el mismo que con su gol dejó fuera de la reciente Copa Argentina a Boca. Yriarte y Casseres son quienes sostienen desde la zona de los volantes esa intensidad con la que Venezuela lastima.

Presentó lucha la selección, a veces quedó expuesta o fuera de acción, como en la infracción de Ortega sobre Palmezano, que le valió la amonestación al lateral de Vélez, a los 8 minutos. Fue el duelo que menos logró controlar el conjunto, que se movió como un bloque compacto. Sebastián Sosa y Moreno marcaron el ritmo, pusieron en pausa el encuentro; Álvarez y De la Vega fueron quienes mejor se entendieron cuando la Argentina necesitaba generar riesgo. Y fue De la Vega el que hizo estremecer el arco de Carlos Olses, el arquero que se incorporará a Racing: el remate fue devuelto por el travesaño.

La señal de que Venezuela no logró en el primer segmento desplegar lo que hizo en el campeonato Sudamericano fue que las mejores oportunidades resultaron a partir de los tiros libres. Antes del minuto de juego consiguió el primero y pasado el cuarto de hora encontró en un desborde de Bonilla una nueva ocasión. No estuvo fino en la ejecución la Vinotinto, que demostró un par de jugadas preparadas.

No tuvo prolijidad el partido. El error se pagaba a un alto precio, después de los resultados de los partidos de primer y segundo torneo, donde Uruguay derrotó a Brasil y Ecuador a Colombia, dos encuentros que se definieron en los últimos minutos. En ese ir y venir, de pelota prestada, la Argentina se sintió más cómoda, porque aun equivocándose lograba quitarle ritmo al rival. Desde las tribunas, los venezolanos empujaban: nuevamente fueron los dueños de las gradas, con seis mil simpatizantes alentando.

En las peleas de parejitas, Gaich perdía más de las que ganaba ante dos centrales con oficio como Anzola y Makoun, que pertenece a Juventus. Del otro lado, Medina controlaba a Hurtado, de físico imponente y que arrastra a sus marcadores con la potencia física. Exigente tanto el delantero de Gimnasia y Esgrima La Plata que hizo amonestar a Nehuén Pérez; el capitán acumuló la segunda tarjeta amarilla y se ausentará ante Uruguay, el jueves.

Con más energía, la Argentina avisó con una chilena de De la Vega y esa acción –combinaron Maroni y Álvarez- desestabilizó a Venezuela. Se sintió insegura ante el primer avance profundo. Si Gaich perdía con los centrales, el delantero se recuperó en la faceta del juego que más le estaba siendo esquiva en el campeonato: el gol. Capitalizó un despeje de Medina, después de pelear con el defensor Navarro, y con un remate cruzado, de derecha, destrabó el resultado y rompió su racha negativa frente al arco. No se sació el goleador del torneo de L’Alcudia, fue por más: de un enganche y centro de De la Vega, conectó de cabeza y estiró la diferencia. La noche de ensueño la terminó con una perla más, con un toque ante el desesperado achique de Olses. El ingreso de Maximiliano Romero fue para que Mr. Increíble se bañara de aplausos y reconocimiento.

La agenda de los juveniles argentinos continuará el jueves contra Uruguay a las 17.30 y se cerrará el domingo 10 con el clásico frente a Brasil a las 19.50

Ante el rival más encumbrado del campeonato, la Argentina expuso su mejor versión. Ahora se vendrá el clásico con Uruguay, campeón defensor. Un examen que, de aprobar, la encaminará a la pelea del título.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.