Con suplentes y un jugador menos, Independiente se aferró a la historia y le ganó a Racing