Las señales que dio Toresani y lo que hizo el fútbol (y lo que no) para intentar salvarlo

Toresani, en su faceta de entrenador. Su último club fue Rampla, en Uruguay. Falleció este lunes.
Toresani, en su faceta de entrenador. Su último club fue Rampla, en Uruguay. Falleció este lunes. Fuente: Archivo
José E. Bordón
(0)
23 de abril de 2019  • 11:37

SANTA FE.- La muerte de Julio César "Huevo" Toresani, sin dudas, fue la crónica de una muerte anunciada. Hace dos meses, tras su salida de Rampla Juniors, de Uruguay, donde se desempeñó por igual tiempo como su técnico (fue expulsado por una pelea con el presidente del club), volvió a Santa Fe. Quiso -intentó- enderezar su vida, pero no pudo. Se fue hundiendo en la desesperación. Primero intentó encontrar una solución económica a su divorcio de Ana Caprio, su segunda esposa, pero las cosas no fueron como él pretendía. No podía ver a sus hijos (son cuatro, dos de cada matrimonio), especialmente al menor de 11 años, a quien sólo conseguía acompañarlo detrás del alambrado en canchas de las inferiores de la Liga Santafecina de Fútbol, su gran apoyo, gracias a la relación que tenía con Axel Menor, su presidente. El dirigente reveló una charla que mantuvo el domingo con Toresani: "Tenía un estado de desgano muy grande por no conseguir trabajo", remarcó.

Menor contó: "Julio estaba viviendo hace un mes y algo en una dependencia dentro del predio, donde se quiso refugiar. Le acondicionamos una oficina con todas las comodidades para que tuviera una situación acorde a una persona. Cuando lo fueron a llamar para tomar unos mates, ya que estaba en contacto con la gente que trabajaba allí, lo encontraron al costado de la cama, fallecido".

Queríamos encontrarle un cargo para que no se sienta solo como un huésped, sino haciendo algún trabajo
Axel Menor, presidente de la Liga Santafecina

Y profundizó lo de la palabra "refugio" que utilizó para describir lo que significaba el predio para Huevo, y agregó: "Éramos amigos, con Rampla Juniors vinieron a hacer la pretemporada al predio. Entablamos una relación de amistad. Cuando volvió tuvo un distanciamiento con la familia y nos pidió estar ahí, nos pareció bien ya que durante toda la semana hay movimientos, fútbol, chicos, profes, árbitros que se entrenan. Quisimos tenerlo contenido. Tenía un estado de desgano muy grande por no conseguir trabajo. El domingo estuve charlando una hora, se sentía mal porque no conseguía nada. Queríamos encontrarle un cargo para que no se sienta solo como un huésped, sino haciendo algún trabajo. Pero no bastó con lo que hicimos para ayudarlo", relató.

Julio Toresani junto a Riquelme y Placente, en un clásico de octubre de 1997.
Julio Toresani junto a Riquelme y Placente, en un clásico de octubre de 1997. Fuente: AFP

"No sé diferenciar qué es depresión. Estaba tomando unas pastillas. Queríamos saber cómo poder ayudarlo. Nos duele mucho lo que sucedió. Ahora está todo en manos de la policía y criminalística", agregó en otra parte de la charla con los periodistas.

Sobre lo que le dijo en la charla que mantuvo el domingo, contó: "Estaba mirando el partido de Sarmiento de B Nacional. Me dijo que estaba mal porque no le encontraba la vuelta al trabajo. Hablamos con algunos periodistas para que sondearan algún lugar para dirigir. No tenía muchas pretensiones, solo estar en actividad. Es una falencia que tenemos en la parte de fútbol, hay exjugadores o técnicos que no saben cómo seguir adelante cuando concluyen una función. Hay que buscarle una solución entre todos".

Cuando se lo consultó si notó que podía tomar la decisión de terminar con su vida, contó: "Estaba muy desganado. Cuando me fui llegaron dos amigos para estar con él, tratábamos siempre de estar cerca. Esto es muy difícil, estoy en un momento donde no sé si hice bien o mal en tratar de darle una mano. Comía con nosotros, con los chicos del predio. La situación que estamos viviendo era dificilísima, no sabíamos cómo encararlo. La familia estaba enterada de todo porque les pasábamos parte a todos. Hicimos lo humanamente posible para ayudarlo, todo lo que estaba a nuestro alcance, lo hicimos", explicó.

Por último, entre lágrimas, dijo: "Es un momento muy difícil, uno siempre cree que puede hacer algo más por el prójimo".

Axel Menor, presidente de la Liga Santafecina de fútbol.
Axel Menor, presidente de la Liga Santafecina de fútbol. Fuente: LA NACION

También fue protagonista de su historia Gabriel Coffi, el hombre encargado del predio de la Liga Santafesina de Fútbol y quien se ocupaba de contenerlo en ese lugar. El hombre relató que este domingo estuvo con Toresani. A continuación llegó el médico, que "le dio un medicamento". "En la última recorrida lo vi descansando y esta mañana lo encuentro con el televisor apagado y él estaba muerto", dijo.

Coffi remarcó que lo sucedido "no sorprendió". Y dio detalles de cómo era su relación con el ex futbolista: "Fueron intensas las charlas. Uno trataba de ayudarlo. Acá la vez que tenía un bajón llamaba a un amigo. Estaba atendido por la Liga (Santafesina de Fútbol), el presidente de la liga, que estaba en constante comunicación, el vicepresidente, algunos amigos pero familiares, ninguno", describió.

Toresani nació el 5 de diciembre de 1967, en Santa Fe. Surgió de las Inferiores de Unión y debutó en la primera del Tatengue a los 18 años contra Boca, en la Bombonera (fue 0-0, el 6 de octubre de 1986). Su trayectoria registró pasos por Instituto de Córdoba, River, Colón, Boca, Independiente, Audax Italiano y Patronato de Paraná, donde se retiró en 2004 en el Torneo Argentino B. Como entrenador trabajó en San Martín de San Juan, Colón, Aldosivi, The Strongest (Bolivia), Sportivo Italiano, Deportivo Madryn, San Martín de Mendoza, Textil Mandiyú, Alumni de Villa María, Liga de Loja (Ecuador), Real Potosí (Bolivia), Sportivo Patria, Orense (Ecuador) y Rampla Juniors (Uruguay).

Consultado sobre cuáles eran los pasos a seguir para la recuperación de Toresani, el encargado del predio indicó: "Estaba previsto que se lo remitiera a un centro de rehabilitación" debido a lo encontrado en su habitación, como cartas y pastillas. Con angustia y tristeza, Coffi sostuvo que lo que "más dolió fue el abandono que tuvo". Hizo hincapié en la mala relación que tenía con su expareja. "El dolor es que no lo hayan dejado ver al hijo", resaltó.

Por último, contó que una vez tuvo que intervenir. "Una vez que se quiso quitar la vida, le mandé un mensaje a la mujer. Ella lo atendió, lo fue a ver pero luego él la bloqueó".

Según pudo saber LA NACION, el ex arquero de Colón Pablo Burtovoy iba a llevar esta semana a la reunión de Agremiados el caso de Toresani, para ver que se podía hacer.

Fuente: LA NACION

"La situación económica no la sé, la verdad es que cuando nos pidió ir hacia allá no nos importó, con todo gusto le abrimos las puertas, e hicimos lo humanamente posible para que estuviera bien. Lo iban a visitar sus amigos, excompañeros y extécnicos, estaba con nosotros allí y compartía la mesa", expresó el presidente de la liga local.

Muy emocionado, al borde de las lágrimas, Menor sostuvo que "yo quería que se sume a la vida de la liga, es la cuenta pendiente que nos quedó, traté por todos los medios que se involucre, pero estaba pasando una situación muy complicada. Estaba medicado, pero fue difícil poder contenerlo".

El exfutbolista había anticipado su decisión mediante sus estados de WhatsApp. El domingo, a las 16.52 subió una foto junto a sus padres y sus hijos. Luego escribió: "Llegó el momento, demasiado la espera". Por su parte, a las 18.31, siguió: "Gracias amigos por estar, ustedes saben ya". Por último, a las 20.33, subió: "Nos seguimos juntando con gente que a uno le soltó la mano y no son capaz de preguntar cómo está uno. Igual Dios pone las cosas en su lugar".

La despedida

Los restos de Toresani, serán velados esta tarde de 13 a 18, en una funeraria del macrocentro de esta capital y recibirán sepultura en el cementerio municipal, según confirmaron allegados a su familia. Toresani fue hallado muerto ayer a la mañana por el empleado del complejo de la Liga Santafecina de Fútbol, en el norte de la ciudad, donde ocupaba una habitación cedida por esa entidad.

El empleado lo encontró ahorcado con el cable del aire acondicionado. Se esperan los resultados de la autopsia para establecer fehacientemente las razones de su fallecimiento, ya que no se descarta que también haya consumido pastillas para dormir y alcohol. Hubo un antecedente: hace 15 días atrás debió ser trasladado de urgencia al Hospital Provincial "Dr. José María Cullen", donde se realizó un lavado de estomágo, lo que le permitió recuperarse a las 72 horas.

El fiscal de la causa, Andrés Marchi, explicó que "se están llevando adelante medidas para determinar las circunstancias de la muerte. Se van a realizar entrevistas y se va a recabar información que pueda provenir de dispositivos informáticos", anticipó Marchi, consultado por las capturas de pantalla que se viralizaron recientemente y que muestran que a través de estados de WhatsApp Toresani había anticipado el trágico desenlace que ocurriría horas después.

El fiscal indicó también que no se encontraron armas de fuego en el lugar.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.