La palabra cambios domina la escena en el mundo Boca

Para el Vasco es la hora de los cambios
Para el Vasco es la hora de los cambios Fuente: FotoBAIRES
Tras el duro golpe ante el humilde Capiatá, Arruabarrena evalúa modificar nombres y esquema para jugar con Godoy Cruz y la revancha en Paraguay: "Tenemos que demostrar que merecemos estar acá", le repitió al plantel
(0)
17 de octubre de 2014  • 09:16

Las cosas en Boca pasan demasiado rápido. Para bien o... para mal. No bien asumió Rodolfo Arruabarrena , en la victoria ante Vélez por 3-1 (el 31 de agosto pasado), el nuevo DT había generado un cambio positivo, tanto desde la mentalidad como con señales futbolísticas que le habían devuelto la competitividad a un equipo hasta ese momento vulnerable, indefenso. Y la prioridad pasó a ser la Copa Sudamericana , el camino más corto para clasificarse, además, a la Copa Libertadores de 2015 . Pero ese envión duró poco. Hace cuatro partidos (sin contar el extraño superclásico ante River) que el rendimiento del equipo está distante de lo que pretende el Vasco. Y la preocupación se potenció luego del sorpresivo traspié en la Bombonera ante el humilde Deportivo Capiatá, de Paraguay (0-1).

Puertas para adentro, Arruabarrena les dijo a los jugadores lo mismo que en la conferencia de prensa, haciendo hincapié en una frase: "Tenemos que ir a Paraguay y buscar revertir la situación, demostrar que merecemos estar acá". Se hablaron de los errores y de las fallas por corregir. El técnico ve que equipo no presiona en forma coordinada como antes, pero el mayor problema está en el ataque, en la elaboración. A Boca le cuesta generar sociedades que deriven en una jugada colectiva de riesgo, empuja pero termina resolviendo más por arranques individuales de Chávez , Meli o Calleri . Arruabarrena viene notando esto desde el partido con Banfield; también lo observó frente a Quilmes, Central y Capiatá.

El entrenador no le escapó a la autocrítica, a tal punto que se reconoció como el "primer responsable" del mal momento, pero al mismo tiempo evalúa hacer cambios con la mira en el partido de pasado mañana con Godoy Cruz y también en la revancha ante el conjunto paraguayo, que se disputará el jueves próximo en Luque. Fernando Gago volvió de la gira con el seleccionado , pero Cristian Erbes , con una molestia en el muslo izquierdo, no viajaría a Mendoza. José Fuenzalida podría ingresar por Leandro Marín (están muy conformes con el rendimiento del lateral, en su caso sería para evitar el desgaste) o por Juan Manuel Martínez en la mitad de la cancha. Otra alternativa podría ser el regreso de Carrizo como mediocampista por la izquierda. Alternativas en busca de mejoras.

"El rendimiento no es el deseado, venimos en tres o cuatro partidos en los cuales no estamos teniendo el nivel que queremos todos. Elegimos mal algunas opciones de pase de mitad hacia adelante, nos está faltando la movilidad que necesitamos. Las últimas tres conferencias dije exactamente lo mismo y el responsable de eso soy yo. Soy la cabeza de este grupo y lo tengo bien claro eso. Tuvimos fallas en lo grupal y en lo colectivo. Nos preocupa porque se viene repitiendo en cada partido", agregó desde el análisis.

Boca quedó demasiado rápido en jaque en la Copa Sudamericana. Deberá generar cambios en todo sentido para ganar en Paraguay y dar vuelta la serie. Lejos en el torneo local y ya fuera de la Copa Argentina, sería casi una despedida de año anticipada.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.