Un partido y adiós: el de Marcos Rojo y Estudiantes fue solo un amor de verano

Romance inconcluso: Rojo jugó mucho menos de lo esperado en Estudiantes
Romance inconcluso: Rojo jugó mucho menos de lo esperado en Estudiantes Fuente: FotoBAIRES
Máximo Randrup
(0)
10 de agosto de 2020  • 22:17

LA PLATA - Su llegada al Pincha, a fines de enero, revolucionó a los hinchas. La euforia, sin embargo, duró un suspiro. Nada salió bien en el regreso de Marcos Rojo a Estudiantes: debut con derrota, lesión, pandemia y adiós.

Al final, aquel primer partido, en febrero (una derrota por 2-1 ante Defensa y Justicia, como local), también significó la despedida. Aunque entonces nadie lo sabía, claro. Rojo no volvió a jugar, el fútbol se paró y hoy anunció que no seguirá en el club platense.

Rojo, frente a Defensa y Justicia, en su único encuentro oficial con la camiseta de Estudiantes en 2020
Rojo, frente a Defensa y Justicia, en su único encuentro oficial con la camiseta de Estudiantes en 2020 Fuente: FotoBAIRES

El futbolista que disputó los mundiales de 2014 y 2018 no fue habilitado por Manchester United para entrenarse en el Pincha y deberá volver al conjunto inglés. Sin dudas, será una baja sensible para el equipo que dirige Leandro Desábato, que ya se había desprendido de otro defensor experimentado: Jonathan Schunke, quien pasó a Aldosivi.

Rojo, incluso, ya se despidió de los simpatizantes de Estudiantes. Lo hizo a través de su cuenta de Instagram y, en su mensaje, queda en evidencia que no quedó conforme con su regreso.

"Cuando supe que volvía a Estudiantes hace unos meses atrás, dije que no importaba cuanto durara este regreso y que solo quería disfrutar de la felicidad que me generaba estar de nuevo en Casa. Les juro fui feliz", escribió el defensor y agregó: "Sé que no alcanzó. Sé que quizás estaré en deuda por no poder devolver tanto amor e incondicionalidad. Me toca despedirme, y me voy con el sueño atragantado, con un sabor agridulce, y masticando la bronca de saber que al esfuerzo y las ganas de volver les faltó el fútbol".

"Seguramente no sea momento de jurar ni prometer regresos, pero se que me voy más "pincha" que cuando llegué, porque este club me volvió a dar una lección de afecto y gratitud, y porque se que en el diccionario de Estudiantes los "sueños", la "lucha" y la "pertenencia" MANDAN! GRACIAS a mi familia, GRACIAS Estudiantes, HASTA PRONTO!", finalizó.

Fuente: FotoBAIRES

Para Rojo es una mala noticia, pero el jugador de 30 años sabe que en el futuro podrá haber una nueva oportunidad. El más perjudicado de esta historia es el elenco de La Plata, que pierde a un referente y se queda con muy poca jerarquía en su última línea. La intención, ahora, es sumar a un defensor de experiencia para robustecer esa zona. Javier Mascherano podría ser una opción, aunque la idea es incorporar un futbolista para tapar huecos.

Jugó, apenas, 90 minutos. Llegó en enero y en febrero disputó su único encuentro. Lo de Rojo y Estudiantes fue solo un amor de verano.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.