Unión-Emelec: un debut con derrota para Juan Azconzábal en la Copa Sudamericana

El uruguayo Facundo Barceló de Emelec, festeja su gol contra Unión de Santa Fe.
El uruguayo Facundo Barceló de Emelec, festeja su gol contra Unión de Santa Fe. Crédito: Jose ALMEIDA / AFP
José E. Bordón
(0)
29 de octubre de 2020  • 14:34

SANTA FE.- Unión cayó como local ante Emelec, de Ecuador, por 1-0, en el partido de ida por la segunda rueda de la Copa Sudamericana. La revancha se disputará el próximo jueves 5 de noviembre, en Guayaquil, y el vencedor tendrá en la próxima etapa como rival al vencedor de Melgar, de Perú, y Bahía, de Brasil. El único gol del partido lo anotó Facundo Barceló, tras aprovechar una desatención defensiva luego de un tiro libre frontal en contra del equipo santafesino.

No fue el debut que esperaba Juan Manuel Azconzábal, entrenador que debutó al mando de Unión. La ilusión estaba ya que en varios amistosos de preparación el equipo había mostrado algunos aspectos positivos, pero este jueves careció de claridad y volumen de juego para transformar en peligro la posesión de la pelota.

Unión pagó caro su deslucido planteo. Terminó impotente frente a un adversario que, cuando fue necesario, supo hacer valer su oficio. Emelec le ganó y dio un gran paso para seguir en el torneo y además para cambiar la imagen, bastante deteriorada en el campeonato de su país.

Después de 228 días de su último cotejo oficial (con Arsenal, por la Superliga,1-1, equipo con quien este domingo debutará de local en el nuevo torneo), la motivación para el rojiblanco era muy especial. Y el equipo, ahora dirigido por Azconzábal, sucesor de un emblema rojiblanco, Leonardo Madelón, no pudo colmar las expectativas.

En la primera etapa, en febrero pasado, el conjunto santafecino eliminó a Atlético Mineiro, de Brasil, que en ese momento era dirigido por el venezolano Rafael Dudamel, luego sucedido por el argentino Jorge Sampaoli, al vencerlo 3-0 de local y caer 2-0 en Belo Horizonte. Por su parte, Emelec pasó de fase dejando en el camino a Blooming, de Bolivia, triunfando 3-0 fuera de casa y 2-0 en Ecuador.

En el arranque, Unión parecía tener todo bajo control. Cerró los caminos en el medio, adelantó las líneas y obligó a Emelec a no tener espacios para desarrollar su juego. Troyansky fue el primero en inquietar a Ortíz. Fue, hasta los 15 minutos el equipo más ambicioso, con buen salida por los laterales.

Martin Cañete cabecea durante el partido que disputa Unión de Santa Fe contra Emelec de Ecuador
Martin Cañete cabecea durante el partido que disputa Unión de Santa Fe contra Emelec de Ecuador Crédito: Jose ALMEIDA / AFP

Después de los 20' cambiaron los roles. Romario Caicedo se adelantó para frenar el arranque de Cabrera y Unión comenzó a dejar que su rival creciera. Minutos después, el conjunto ecuatoriano ya estaba firme, no dejaba espacios y con el balón comenzaba a acercarse a Moyano. Pero fue recién sobre el final del período que logró la ventaja, justificada por lo que terminó elaborando. Aprovechó en error defensivo y Barceló marcó la diferencia.

Unión tenía la obligación de cambiar si pretendía algo diferente. Sin embargo, el regreso del descanso lo siguió mostrando casi igual que en la etapa inicial. Siempre la búsqueda de los laterales fue imprecisa y lo poco que generaron los atacantes terminó deslucido.

Emelec tampoco se esforzó demasiado. Le dejó espacios, que el local no supo aprovechar, y con el correr de los minutos dejó la iniciativa para su adversario tratando de no tener fisuras defensivas. Tuvo en Rodríguez, un interesante volante, la precisión para mover las piezas en el medio y con poco fue gravitando. Unión nunca lo complicó, aún con las modificaciones que intentaron mayor agresividad.

El visitante logró lo que vino a buscar a Santa Fe. El primer paso ya lo dio. Ahora será Unión el responsable de cambiar su historia.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.