Vélez pudo ganar por un cabezazo de Nasuti y el oportunismo de Pavone

Ignacio Fusco
(0)
11 de diciembre de 2016  

Después de un primer tiempo en el que lo más divertido había sido que un periodista se desentendiera de todo y, en el palco de prensa, se pusiera a ver en su tablet un programa de Showmatch, Vélez destrabó con un cabezazo de Nasuti el abrazo comunitario con el que se defendía Atlético Rafaela y, fundamentalmente, su incapacidad para atacar.

Pavone, cinco minutos después, se dio vuelta en el primer palo y sentenció un 2-0 que sólo sucedió porque Campi y Macagno estaban enfrente suyo. Un Vélez apurado e impreciso se alejó a cuatro puntos de Defensa y Quilmes en los promedios, y la próxima fecha visitará a Arsenal, otro que está en la lucha por no descender.

En el juego, hubo dos preguntas nomás: por qué la pelota no pasó más por Canteros (mientras Desábato trotaba la cancha al revés) y qué hacer para que la potencia y la incontinencia de Zabala y Vargas se aprovechen mejor, para el bien de Vélez. Irregulares todos, bárbaro Assmann, que salvó el 1-1 y tuvo otras dos grandes atajadas para sostener el triunfo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.