Mascherano y Rusia 2018: "Quizá no estábamos a la altura de la selección, pero el tema es saber quién lo estaba"

Mascherano en Rusia 2018, el día de la abultada derrota con Croacia
Mascherano en Rusia 2018, el día de la abultada derrota con Croacia
(0)
2 de abril de 2019  • 15:53

En los últimos días habían habado varios protagonistas de los últimos años de la selección argentina : Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, Lucas Biglia, Angel Di María y Ever Banega. Incluso Sergio Agüero. Y este mediodía, se sumó a la lista uno de los futbolistas sobre el que cayeron las mayores críticas durante el Mundial de Rusia 2018: Javier Mascherano .

"Es evidente que no estuvimos a la altura y quizá cuando decís, como dijo Biglia, que nos sobró un Mundial, con el diario del lunes los hechos le dan la razón a los que piensan así. Quizá no estábamos a la altura de lo que requería la selección, pero el tema es saber quién lo estaba antes del Mundial. Está claro que los responsables del nivel que demostramos en el Mundial fuimos nosotros, los jugadores, y nos hacemos cargo", declaró el volante central, en diálogo con Estudio Fútbol (TyC Sports). Allí, también negó con firmeza haberse involucrado en armar el equipo que conducía Jorge Sampaoli , aunque dejó en claro que los planteos del hombre de Casilda les generaba dudas a varios integrantes del plantel albiceleste.

Es evidente que no estuvimos a la altura y quizá cuando decís, como dijo Biglia, que nos sobró un Mundial, con el diario del lunes los hechos le dan la razón a los que piensan así
Mascherano

"Más allá de todo lo que se habló, lo que a mí siempre me gustó aclarar, y lo sigo aclarando, es que nunca se le faltó el respeto a la figura del DT, que era el que comandaba. También estábamos en una situación de buena gente, que siente y quiere lo mejor. Y cuando surgieron dudas tratamos de entenderlas y disiparlas".

Mascherano reconoció que hubo reuniones con Sampaoli después del contundente 3 a 0 de Croacia: "Antes de Nigeria nos reunimos con el cuerpo técnico porque era fundamental hacerlo, porque nos quedábamos afuera en primera ronda con Messi, lo que no es un detalle menor, y hubiera sido un fracaso gigante. En los Mundiales, o en cualquier competencia corta, cuando hay una duda, hay que resolverla. Y eso intentamos hacer. Está claro que después se armó un lío gigante. Pero vos no podés entrar a jugar un partido tan trascendental con dudas. Y cuando la duda es general, hay que resolverlas. Porque no era un tema personal, sino grupal."

La situación se repitió. "Antes de Francia pasó lo mismo que contra Nigeria. Tratar de resolver las dudas que podríamos tener en el campo de juego. El entrenador en ningún momento dejó de ser eso. Era el que de decidía, el que armaba el equipo. Y nosotros obviamente cuando teníamos alguna duda sobre lo que podíamos llegar a vivir en la cancha se lo consultábamos. Después podemos estar hablando mil años sobre si a alguno le pareció bien o mal el planteo. Pero la realidad es que el partido se nos dio de una manera en el que lo tuvimos en la mano, y no pudimos aguantar el 2 a 1 ni 5 o 10 minutos para acomodarnos y jugarle a la contra a Francia. Porque encima nos empatan con un gol de otro partido. Pero es bueno, es fútbol, pasa. Y está claro que si nosotros le ganábamos a Francia, que debo reconocer que fueron superiores y mejores, otra hubiera sido la historia. Pero al partido lo tuvimos. No lo sufrimos".

Yo puedo ser un burro jugando al fútbol, pero vigilante no soy. Yo no puedo decir si estuvo bien o no salir a jugar con Francia sin un 9 de área. Es algo que decidió el entrenador.
Mascherano

Desde China, donde defiende los colores del Hebei Fortune, la tranquilidad con la que declaró durante la extensa entrevista cambió de tono cuando le preguntaron si estuvo bien haber salido a jugarle a Francia sin un centrodelantero de área, y con Higuaín y Agüero en el banco de suplentes: "Yo puedo ser un burro jugando al fútbol, pero vigilante no soy. Yo no puedo decir si estuvo bien o no esa decisión. Vos podés plantearle cualquier duda al entrenador en cuanto a si querés presionar más alto, si querés replegarte o si querés dejar que el rival sea protagonista, o si el sistema puede ser de una u otra manera. Pero los nombres los elige siempre el entrenador. Porque si no ¿cómo hacés para mirar a tu compañero? Ustedes hablan de nombres y yo hablo de sistema de juego".

En comparación con la final del Mundial 2014, el excapitán del seleccionado argentino señaló: "Nosotros sabíamos que Alemania, en Brasil, nos iba a dominar la pelota. El plan era agruparse y salir de contra. Y había que hacer el mismo plan contra Francia. Porque no le ibas a poder discutir la posesión a Francia. A veces el plan que tenés para jugar, más allá de si es o no el correcto, es una cosa cuando lo pensás y otra completamente distinta cuando lo ves al final. El tema era cuál era el plan con Francia: tratar de agruparnos atrás, no darle espacios, y salir de contra con la gente rápida que teníamos. Está claro que no salió, y es culpa nuestra porque no nos salió. Y es mérito del rival, porque jugó mejor que nosotros".

El otro momento de cierto enojo de Mascherano durante la entrevista fue cuando se lo consultó sobre el silencio que rodeó a Lionel Messi durante casi 9 meses. Entonces, expresó: "Después de que terminó el partido con Francia le dije a Leo y a los demás que lo mejor era no hablar en ese momento porque había muchas cosas por decir. Y había que aprovechar que yo hablaba y me despedía, lo mismo Lucas (Biglia) y no gente que quizá después seguía en la selección. Porque a lo mejor alguna pregunta venía con trampa, alguno caía y lo hubiera complicado. Porque en el fondo, el Mundial de la Argentina había sido muy malo".

Está claro que Messi ha venido aguantando de todo. Han dicho cualquier tipo de barbaridad. Desde que no cantaba el himno hasta que decidió no jugar un partido por un sponsor. Una locura
Mascherano

Sobre las declaraciones que hizo la Pulga el viernes pasado en FM Gol (94.7), el volante consideró: "Escuché lo que dijo Leo. Y está claro que sobre todo él ha venido aguantando de todo. Han dicho cualquier tipo de barbaridad. Desde que no cantaba el himno hasta que decidió no jugar un partido por un sponsor. ¡Una locura! Si hay alguien que ha estado siempre y ha ayudado a los compañeros como lo que es, un verdadero líder del grupo, es él. Y creo que siempre están intentando buscarle cualquier cosita para pegarle. Porque al final hablaban que tenía que volver. Y si vuelve es un problema, y si no vuelve también es un problema. No estoy en su piel, pero imagino que debe estar cansando. La crítica a Leo no es en cuanto al juego. La crítica es amarillista. En que si no hizo esto o lo otro. Dijeron que después del partido con Venezuela se fue a un bautismo, pero nadie dice que el año pasado, en los partidos con Italia y España, se quedó 10 días con nosotros sabiendo que no iba a jugar. Lo mismo en unos amistosos en Estados Unidos. ¡Busquen los archivos!"

Acerca de las críticas que recibieron varios de los futbolistas que disputaron las últimas competencias oficiales con el seleccionado argentino acerca de la supuesta falta de compromiso con la camiseta albiceleste, Mascherano fue contundente: "Siempre le decía a Leo que para hablar de lo que hicimos o no por la selección hay que preguntarle a los que trabajan ahí en la selección, en la AFA. Ellos te van a responder".

Yo jamás sentí como una carga jugar en la selección. Porque el día que sentís eso es muy difícil ir tratando de demostrar y de cumplir en la selección.
Mascherano

Además, lamentó que se mida todo de acuerdo con la vara del resultadismo: "Pareciera que vivimos en un país donde si uno no tuvo la suerte e ganar, vale menos o no quiere a la selección. Y eso no está bien. Yo di todo por la selección. La quise cuando la defendí y la quiero ahora".

Ante la consulta vinculada con Sergio Agüero, que dijo que cuando esta generación se fuera de la selección se la iba a extrañar, Mascherano lamentó: "Creo que está claro que no hemos tenido la cuota de fortuna que tiene que tener un equipo para poder coronar. Nos faltó eso, sobre todo en las finales, poder tener la posibilidad ganar algo. Estuvimos muy cerca. Como dijo Leo, hicimos todo para lograrlo. Y lo ves desde afuera y evidentemente no era para nosotros, o al menos para mi, que no estoy más. Pero me parece perfecto que lo siga intentando quien se sienta con fuerza para seguir intentándolo. Y el recambio que viene tiene muchísima calidad. No tengo dudas de que se les va a dar".

Crédito: @Mascherano

Por último, Mascherano negó su posible llegada a Estudiantes, aunque dejó en claro que a esta altura de su carrera no planifica con tanto tiempo de anticipación: "Escuché lo que se dijo. Hablo mucho con Gabi Milito porque me une una amistad desde la época de la selección y de Barcelona, pero de momento no hay nada concreto. Con Gabi siempre hablamos de fútbol y obviamente en algún momento, no en este caso en particular, me hizo saber que si existía alguna posibilidad de que volviera a jugar a la Argentina, él estaría encantado de contar conmigo. Pero no existe nada para que eso se pueda hacer realidad. De momento yo tengo contrato en China, y si no pasa nada raro seguramente trataré de cumplirlo. Y después sinceramente tampoco tengo mucha idea qué voy a hacer a futuro. Cuando se acerque esa fecha veré lo que hago".

Durante 14 años jugué cada 3 o 4 días. Cuando hablo de disfrutar es porque tengo más tiempo para pensar. Hablo con gente cercana y soy hasta otra persona. Me tomo las cosas de otra manera
Mascherano

Sobre sus días en el lejano oriente, el volante explicó: "No puedo decir qué voy a hacer después de China. Estoy muy tranquilo acá, estoy disfrutando de una etapa de mi vida en donde ya no hay más selección, no hay más jugar en el alto rendimiento, ni cada tres días. Es más disfrutar del hecho de jugar al fútbol y con una tranquilidad que nunca tuve. Y eso hace que la esté pasando bien, y con muchísimas ganas de seguir jugando. Si no, hubiese dejado".

"Durante 13 o 14 años de mi carrera jugué cada tres días. Eso significa 70 partidos por año y cuando tenía una semana libre era por la selección, y viajaba a la Argentina o a cualquier lugar del mundo a jugar amistosos o una eliminatoria, o cuando terminaba el campeonato había que jugar un Mundial o Copa América o Juego Olímpico. Cuando hablo de disfrutar es porque tengo más tiempo para pensar. Hablo con gente cercana y soy hasta otra persona. Me tomo las cosas de otra manera, porque ya no vivo en ese ambiente de tanta tensión, que es lo que genera jugar en el alto rendimiento. No me planteo qué hacer de acá a seis meses porque no tiene sentido. Voy de acuerdo a las ganas que uno tenga, y hoy las ganas son de seguir jugando. Pero a lo mejor en seis meses esas ganas se me fueron y no juego más".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.