Juventus domina con puño de hierro en Italia: 13 títulos y uno al caer en 7 años

Claudio Mauri
Claudio Mauri LA NACION
El festejo de la Juve, con Dybala e Higuaín en primera fila
El festejo de la Juve, con Dybala e Higuaín en primera fila Fuente: AP
(0)
9 de mayo de 2018  • 23:59

Juventus no deja nada para los demás en Italia. Arrasa con todo, extiende su hegemonía. Obtuvo la cuarta Copa Italia consecutiva y está en la semana en la que le alcanzará un empate para encadenar el séptimo scudetto en serie. A eso hay que sumarles tres Supercopas de Italia (enfrenta al campeón del torneo con el de la Copa). Trece títulos y uno al caer en siete años. Nadie le hace sombra en la península, ni siquiera este Milan que supo ser un grande y lleva varias temporadas alicaído, muy difícil de levantar hasta para los capitales chinos que se hicieron cargo hace un año. Tanta fue la diferencia que el árbitro marcó el final sin que se llegaran a disputar los dos minutos adicionados.

Fue 4-0 en el Estadio Olímpico de Roma. Una goleada materializada en el segundo tiempo, sin tantos argentinos, con tres tantos originados en córners. Paulo Dybala estuvo cerca con cuatro remates de media distancia; tuvo algo de mala suerte, ya que el joven arquero Donnarumma tuvo reflejos y firmeza para despejarle tres disparos, cualidades que no mostró en las definiciones de Douglas Douglas y Benatia. El cordobés perfeccionó en esta temporada los remates desde fuera del área: por esta vía suma nueve goles por todas las competencias oficiales, más que cualquiera otro futbolista en Italia. Con seis le sigue Suso, delantero de Milan.

Dybala completó un buen partido. A cinco minutos del final recibió una ovación cuando fue reemplazado por Gonzalo Higuaín , que tiene un opaco cierre de temporada, apenas con el destello del gol del 3-2 sobre Inter hace diez días. Con ese festejo interrumpió 716 minutos sin goles, la sequía más larga desde que está en el calcio. Fue la tercera Copa Italia para Dybala (un gol en cuatro encuentros, ante Genoa) y la segunda para Higuaín (un tanto a Genoa y otro a Atalanta en cuatro cotejos).

En Milan, finalmente no ingresó Lucas Biglia , que estuvo en el banco tras completar mucho más rápido de lo previsto la recuperación de la fractura de dos vértebras lumbares sufrida hace menos de tres semanas. El volante intensificó la rehabilitación para llegar en condiciones al Mundial de Rusia . Su representante, Enzo Montepaone, expresó en radio El Mundo: "Se recuperó en tiempo récord. Su objetivo es llegar con competencia y rodaje al Mundial. Creo que le darán los tiempos, él se muere por jugar en la selección".

El 4-0 estuvo en consonancia con los dos choques por la Serie A, en los que Juventus se impuso por un global de 5-1. El domingo, Juventus puede repetir en el Olímpico la celebración y la vuelta olímpica por la Serie A en caso de un empate con Roma, o de que Napoli no venza a Sampdoria. "Los muchachos jugaron un partido extraordinario, merecieron esta victoria", dijo Massimiliano Allegri, el director técnico de Juventus, que en 2011 llevó a Milan a los últimos dos títulos obtenidos, con la tutela de Silvio Berlusconi. Desde entonces, Juventus, primero con Conte y ahora con Allegri, con Carlos Tevez en un momento y con Dybala e Higuaín más recientemente, controla el calcio con puño de hierro.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.