La era del conocimiento con el deporte cancelado

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
Crédito: Twitter
(0)
6 de abril de 2020  • 23:59

La vida cotidiana está suspendida por la pandemia. Eso incluye, entre otras tantas cuestiones, la práctica del deporte amateur. Eso implica un freno sin precedentes en la industria del deporte profesional. El show cancelado genera impactos económicos por donde se mire. Las ligas deportivas recurren a los videojuegos para combatir el apetito de los espectáculos en vivo. Los canales y plataformas de streaming abrieron sus archivos y muros de pago para ofrecer repeticiones de partidos memorables y no tanto. El coronavirus alteró la escena deportiva como nunca antes: aún durante las guerras hubo territorios y sociedades que celebraron sus espectáculos deportivos como si nada.

Este mundo deportivo de persianas bajas provocó una catarata de efectos no deseados, pero también otros buenos y estimulantes como derivación involuntaria de este estado de cosas. La producción de conocimiento en diversas áreas del rendimiento y la gestión deportiva no tiene precedentes. El masivo consumo de internet también abarca a gente que eligió capacitarse y aprender, aún como una forma de entretenimiento y distracción para intentar darle normalidad a sus vidas. En este momento, en todo el mundo, hay muchos fanáticos del deporte que se anotan en las decenas de seminarios online que ofrecen las organizaciones deportivas, casas de estudio, compañías de tecnología y obviamente los propios profesionales.

Entrenadores, futbolistas, atletas olímpico, preparadores físicos, gerentes de marketing, fisioterapeutas, responsables de redes sociales, médicos y analistas de video derribaron la pared virtual de sus confinamientos. Diseñaron clases a distancia y conversaciones para tomar contacto directo con los fanáticos del deporte. Son tantos los que hablan y se superponen en sesiones en vivo de redes sociales que los que no lo hacen quedan expuestos en su silencio. Los que abren sus lives sin tener nada interesante que decir, también.

La conversación completa entre Pablo Prigioni y Silvio Santander

Una de estas tantas tardes, calcadas unas de otras en esta secuencia de la cuarentena, hubo un cruce memorable entre Pablo Prigioni asistente en Minnesota Timberwolves y Silvio Santander, asistente en la selección argentina de básquet. Más de una hora de conversación, ninguna anécdota. La sustancia de la tertulia fue la gestión de los equipos, el uso de las analíticas en el diseño de las jugadas, cómo hay que darle la información a los jugadores sobre el estilo de juego de un equipo.

"Menos es más..", le dice Prigioni a Santander y a los casi 2.000 conectados. "Un clip de un par de segundos es suficiente para mostrarle al jugador que queremos…" Santander consolida la idea cuando cuenta que durante el Mundial 2019 los jugadores recibían una imagen donde en apenas tres puntos se detallaba como era el rival. Prigioni revela que solo hay secretos en la NBA si uno no sabe hacer las preguntas correctas. "La máquina tiene todos los datos de todos los equipos. Solo hay que saber qué preguntas hacer, pero la información ya está toda". Santander vuelve a confirmar: "Ya tienen el big data, ahora van hacia el smart data…".

Capacitación para entrenadores de la UAR

Es un ejemplo de tantos. Las plataformas sociales rebalsan de seminarios, webinars y conversaciones de gente del deporte que entiende que este es un momento de reconversión y horizontalidad. También la UAR ofreció charlas sobre capacitación para entrenadores a través de Instagram. Integrantes de cuerpos técnicos de selecciones y clubes de básquet, vóley, hockey, tenis salieron no solo a proponer rutinas de ejercicios para combatir el encierro sino a contar como llevan adelante sus planificaciones y entrenamientos.

Semejante producción de ideas y conocimiento en el mundo del deporte no tiene precedentes. Los diferentes actores del deporte profesional comprendieron que estas conexiones en las redes, una apertura como respuesta al encierro general, era una gran ocasión para llegar a miles de seguidores con conversaciones sobre el juego, el rendimiento y la gestión de los equipos.

El cuerpo técnico de Arsenal explica su planificación semanal en pretemporada

El fenómeno es global y tiene diferentes matices. En Estados Unidos, país que ahora está al tope de la cantidad de contagios y muertes por COVID-19, algunas franquicias de NFL, NHL y MLB han adoptado herramientas educativas online para colaborar. aprendizaje de los chicos en sus casas. Se estima que hay 39 millones de niños en edad escolar entre Estados Unidos y Canadá: muchos de ellos ahora aprenden matemáticas con contenidos basados en partidos de béisbol.

Una de las preguntas recurrentes durante esta pandemia es cuanto cambiarán las costumbres y comportamientos de la sociedad. Qué nuevas prácticas sobrevivirán cuando los entrenamientos de los futbolistas en sus livings sean un recuerdo y vuelvan a oler el césped. La producción de conocimiento abierto y disponible para todos sería una saludable opción.

Invitación del cuerpo técnico de la selección argentina de voley

No debería haber razones, más allá de quizás contar con menos tiempo ocioso, para que los entrenadores, preparadores físicos y otros profesionales dejen de contar cómo hacen lo que hacen. O que un presidente de un club tome contacto con sus socios para explicar las decisiones que se toman para el futuro. Las sesiones en videoconferencia para aprender secretos y conceptos de la industria del deporte es una de las consecuencias más positivas que hayan tenido los hinchas en medio de una situación absolutamente negativa.

Habrá menos vivos de Instagram que abrumen y quedarían los más sustanciosos, lo cual no estaría del todo mal. En épocas de teoremas, sería bueno aplicar el de Pablo Prigioni: menos es más.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.