Mundial de rugby: Sudáfrica terminó con el sueño de Japón y está en semifinales

Los jugadores sudafricanos celebran un try, ante la decepción de los locales.
Los jugadores sudafricanos celebran un try, ante la decepción de los locales. Fuente: AFP
Alejo Miranda
(0)
20 de octubre de 2019  • 09:51

El sueño de Japón de seguir haciendo historia en su Mundial llegó a su fin cuando se topó con la fortaleza de Sudáfrica, que se impuso 26-3 en Tokio y avanzó a semifinales por quinta vez en siete participaciones.

La actuación del seleccionado local en el Mundial de rugby de Japón 2019 ya era suficientemente meritoria, luego de haber avanzado a cuartos de final por primera vez tras vencer a Irlanda y Escocia (además de Samoa y Rusia) en la clasificación. Esos antecedentes, además de la intensidad y creatividad que habían mostrado, le daban crédito ante el favoritismo de los sudafricanos.

El resumen del partido

Finalmente, luego de un primer tiempo parejo en el que Japón parecía tener más ímpetu, Sudáfrica asumió el control del partido a partir del poderío de sus forwards y se encaminó a una victoria holgada. Dos tries del wing Mazakole Mapimpi, uno del medio-scrum Faf de Klerk y 11 puntos con el pie del apertura Handré Pollard marcaron el camino en el Tokyo Stadium.

Sudáfrica y Gales jugarán el domingo 27 de octubre en Yokohama. La víspera, la otra semifinal enfrentará a Inglaterra y Nueva Zelanda.

Así, los Springboks se tomaron revancha de la derrota sufrida cuatro años atrás, cuando en su presentación en Inglaterra 2015 cayeron 34-32 ante los japoneses en Brighton, en la mayor sorpresa jamás ocurrida en los Mundiales. Aquella vez no les alcanzó a los nipones para meterse entre los ocho mejores, ya que cuatro días más tarde cayeron ante Escocia, y Sudáfrica avanzó hasta la medalla de bronce.

A los 3 minutos, Sudáfrica tuvo un scrum a 10 metros del in-goal rival y jugó directo por el lado ciego. Allí, el wing Mazakole Mapimpi quebró dos tackles demasiado endebles y se tiró contra la bandera para apoyar el primer try del partido.

Los jugadores japoneses saludan a su público, después de la derrota.
Los jugadores japoneses saludan a su público, después de la derrota. Fuente: AP

De a poco Japón recuperó la compostura y asumió el control del partido. Descontó con un penal forzado con el empuje del scrum ante un lanzamiento de los Springboks y generó peligro a partir de su juego dinámico y atrevido. Pero la defensa sudafricana se mantuvo firme.

En el segundo tiempo Sudáfrica tuvo mayor iniciativa a partir del juego de forwards y puso el juego en campo rival, cosa que capitalizó con tres penales de Handré Pollard para estirar la ventaja (14-3). El golpe de gracia llegó a los 25 luego de un maul que avanzó 40 metros y terminó en el try de Faf de Klerk. Poco después Mapimpi volvió a hacer gala de su potencia para coronar un contragolpe de toda la cancha y establecer el marcador final.

En semifinales, Sudáfrica se enfrentará a Gales, a quien eliminó en los cuartos de final del Mundial pasado en un partido memorable en Twickenham que se definió sobre el cierre. Será el próximo domingo a las 5 de la mañana (hora argentina) en el International Stadium de Yokohama. Será la quinta participación de los campeones vigentes del Rugby Championship en semifinales: resultaron victoriosos en 1995 y 2007, cuando terminaron alzando la Webb Ellis Cup, y cayeron en 1999 y 2015, debiendo conformarse con la medalla de bronce.

Japón se despidió sin nada que reprocharse, con la frente en alto y la convicción de que, luego de este Mundial, el rugby cambiará para siempre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.