Ni un 4-1 puede relajarlo: Independiente se enfrenta con un rival casi invencible en la altura

Independiente celebró en Avellaneda, pero no puede confiarse en Perú
Independiente celebró en Avellaneda, pero no puede confiarse en Perú Fuente: AFP
Rodolfo Chisleanschi
(0)
30 de abril de 2019  • 23:59

Invadido por las dudas internas y externas, eliminado en el primer round de la Copa de la Superliga y sin un lugar en la Copa Libertadores del año próximo, Independiente emprendió en la tarde del lunes una travesía con escala previa en Santa Cruz de la Sierra que concluirá este miércoles en Arequipa. Pero mucho más que eso, partió hacia un viaje que encierra tantas promesas como peligros.

En la noche del 1º de mayo (20.30 horas), el conjunto que dirige Ariel Holan disputará la revancha de la etapa inicial de la Copa Sudamericana ante Binacional, de Perú, con una ventaja que parece muy amplia, pero que también puede resultar tramposa. El 4-1 logrado en el partido en Avellaneda brinda un margen de tranquilidad suficiente como para afrontar los desafíos de la altitud (2335 metros sobre el nivel del mar) y del buen momento del equipo puneño, actual puntero del campeonato peruano. Los profundos vaivenes físicos, anímicos y fundamentalmente futbolísticos que presenta el Rojo en los últimos tiempos invitan en cambio a la prudencia.

"Estamos todos muy bien, muy preparados más allá de que hace casi dos semanas que no jugamos. No solo queremos pasar de fase sino hacer un buen partido y ganarlo", decía Guillermo Burdisso antes de subir al avión con rumbo a la ciudad boliviana desde la cual el plantel se dirigirá el martes por la tarde rumbo a Arequipa. Protagonista excluyente del encuentro en el que Argentinos Juniors eliminó a Independiente de la Copa de la Superliga -participó de la jugada del gol Rojo estando fuera de juego, se recuperaba fuera de la cancha de un corte en la ceja en la acción del empate del Bicho y el arquero Chaves le sacó un impecable cabezazo abajo en el último suspiro-, el zaguero relativizó la cuestión de la altura y dejó una pista acerca de los cambios que anduvo experimentando el técnico en la semana.

"Se necesita gente de experiencia, que sepa lo que es jugar ahí", señaló Burdisso, y quizás por ese punto pase la clave de los posibles ingresos de Francisco Silva y Fernando Gaibor como titulares en lugar de Nicolás Domingo y Francisco Pizzini. El cambio de los laterales serían las otras variantes: el recuperado Bustos entraría por el lesionado Figal y Gastón Silva lo haría por Sánchez Miño.

Ninguna de las modificaciones es casual. Los Silva, el uruguayo y el chileno siempre han sido jugadores del agrado del entrenador que por distintas razones han caído en desgracia ante el ojo de la hinchada. Holan tiene la intención (y la obligación) de recuperarlos y elegir un partido que se juega bien lejos del Libertadores de América y que comienza 4-1 a favor parece una circunstancia idónea para hacerlo. La entrada de Gaibor rompería con el 4-3-3 que el técnico impuso desde que empezó 2019 con el objetivo de reforzar el circuito de pases en mitad de cancha y la idea de defender la ventaja a través de la posesión de la pelota.

Una amplia diferencia

El ecuatoriano, por otra parte, responde a la perfección al "pedido" de Burdisso. Si bien es natural del llano y desarrolló su carrera a nivel del mar, prácticamente la mitad de los equipos de la liga de su país juegan más allá de los 2.000 metros de altitud y por lo tanto nadie mejor que él para saber cómo manejarse con menores dosis de oxígeno en el aire.

De todos modos, no será el único "experto". El paso del propio Burdisso, Francisco Silva, Silvio Romero y Cecilio Domínguez por el fútbol mexicano también los ha convertido en amplios conocedores de cómo reacciona el cuerpo en esas condiciones.

El tema, en este caso, adquiere una trascendencia especial si se analiza la trayectoria del rival en este año. Deportivo Binacional lleva 12 partidos jugados en 2019, 8 de ellos más allá de los 2.000 y hasta 3.000 metros sobre el nivel del mar. El resumen marca 7 victorias y un único tropiezo, con 24 goles a favor y 7 en contra. Además, ganó todos los encuentros disputados como local.

Para aliviar la preocupación, en la vereda del Rojo se aferran a un detalle nada menor. Esta vez, Binacional no jugará ni en la cancha ni en la ciudad donde lo hace en el torneo local. La Conmebol le obligado a modificar la sede, y así deberá "descender" más de 1.500 metros, desde los 3.844 de Juliaca a Arequipa. Además, tampoco contará con el fervor de sus hinchas, ya que el club es de Puno, ciudad distante a 293 kilómetros, y se espera que el Monumental presente la mayor parte de sus 65.000 localidades sin ocupar.

Una vez metido todo en la balanza, la conclusión es que Independiente se enfrenta a un partido con mucho más para perder que para ganar. "Haremos el balance al final del semestre. Esperamos ir a Perú y traer la clasificación para jugar la siguiente ronda antes del receso", dijo con optimismo Ariel Holan la misma noche de la caída ante Argentinos Juniors. Efectivamente, si supera esta fase, al Rey de Copas le restarán otros dos partidos por la Sudamericana antes del largo receso por la Copa América. De quedar eliminado, ya no tendrá actividad hasta agosto.

El 4-1 de la ida, en la mejor actuación del equipo en los últimos meses, es un colchón para viajar con ciertas garantías y a nadie se le pasa por la cabeza un nuevo tropiezo en la vereda roja de Avellaneda. Pero los recientes altibajos empujan a la cautela y Holan es consciente de que se juega mucho en el convite. De producirse una caída sería con goleada en contra incluida y en ese caso se multiplicarían por decenas los dardos que apuntan hacia su cabeza, hasta ahora sostenida sin dobleces por los principales dirigentes del club y buena parte de la hinchada.

En 2017, la conquista de la Sudamericana comenzó en Perú, ante Alianza Lima. El viaje a Arequipa encierra simultáneamente la posibilidad del inicio de otra historia con final feliz y la opción de una triste bajada de telón. El impredecible Independiente de estos tiempos tiene la palabra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.