Regatas convierte la nostalgia en una esperanza en serio

Se reconstruyó tras el descenso, crece, se luce y por ahora es el mejor equipo del torneo
Andrés Vázquez
(0)
2 de abril de 2017  

Regatas le ganó con autoridad a Belgrano
Regatas le ganó con autoridad a Belgrano

Hay perfume de nostalgia en el aire. Pero al mismo tiempo un formidable entusiasmo por el futuro de un equipo que madura de a poco. Hay un canto nuevo, hijo de padecimientos recientes. Hay una inquieta rebelión contra el silencio de los últimos años y una sensata aprobación de los que saben. Hay ilusiones masivas y unas cuantas razones para creer por Bella Vista. Porque Regatas juega bien, gana y entusiasma. Es un equipo que quiere aquel estilo moldeado en sus mejores épocas: mucho vigor, trato correcto de la pelota, inteligencia táctica y determinación. Con esa cualidades, ayer, en Virrey de Pino, derrotó por 37-24 a Belgrano Athletic y quedó a un paso de alcanzar los cuartos de final del Nacional de Clubes de rugby.

En esta empinada y frágil escalera que lleva a la gloria, se debe trepar peldaño por peldaño. Tres datos alcanzan para graficar los merecimientos de Regatas Bella Vista en este Nacional: ganó sus cuatro partidos pasando la barrera de los 30 puntos (32-29 y 37-24 a Belgrano, 35-32 a Huirapuca y 41-3 a Old Resian), es el equipo más goleador (149 tantos) y tiene la mejor diferencia de puntos (+61)."Uno siempre sueña con lo máximo, pero hay que tener los pies sobre la tierra para superar las expectativas partido tras partido", expresó el back Matías Fernández Gil, autor de un try y figura del encuentro.

Más allá de los méritos y los resultados, el camino a este presente prometedor no fue fácil para Regatas. Porque desde el segundo puesto de 2002 en el torneo de la URBA, su última gran campaña, se alejó del Top 14 e incluso, en 2011, descendió al grupo II de Buenos Aires. Pero después de tocar fondo, logró rearmarse y recuperar protagonismo (en 2016 llegó a los playoffs del Top 14) y regresó, luego de nueve años, al Nacional. "Cuando descendimos nos replanteamos empezar a hacer prolijas las cosas sin abandonar nuestra esencia ni nuestros valores. Hoy, paso por paso, se está viendo los resultados", explicó Santiago Carmelinckx, emblema y capitán de Regatas.

El triunfo de ayer como visitante se dio con una notable exhibición de rugby. Tras un primer tiempo cerrado (20-10 para Bella Vista), Regatas se lució. Combinó fuerza, velocidad y precisión. Cuatro tries, un rendimiento superlativo en las formaciones fijas (scrum y line-out) y las patadas certeras de José De La Torre (cuatro conversiones y tres penales) minimizaron al local. "Esto es la consecuencia de confiar en nuestro juego y apoyarnos en la fortaleza de nuestra defensa. La presión, el tackle y el scrum son fundamentales", analizó el juvenil Santiago Medrano.

¿Y Belgrano? El campeón de la URBA cometió muchos errores de manejo y fue ampliamente superado en los scrums, su fuerte. Además, su indisciplina (tuvo tres amonestados) en momentos clave conspiró contra su intención de dar batalla a los forwards rivales. Le alcanzó para tres tries (Carlos Bence, Eduardo De La Paz y Pedro Bugiani), pero no para dejar la victoria en casa.

Lo dicho: Regatas juega bien, gana y entusiasma, agregando belleza a los resultados. Contagia su espíritu a sus hinchas, fortifica sus chances y su alma. Porque tiene forwards indestructibles y backs ágiles y veloces que no temen a nada ni a nadie. Y en esa mezcla de veteranía y juventud, inteligencia y delirio, sabiduría y dinámica, hay un perfume nostálgico que despierta ilusiones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.