Ricardo Julio Villa: "Pochettino es genial, él revolucionó al club y humanizó al fútbol"

Villa junto a Ardiles, cuando compartieron plantel del Tottenham, a fines de los 70.
Villa junto a Ardiles, cuando compartieron plantel del Tottenham, a fines de los 70.
Cristian Grosso
(0)
27 de mayo de 2019  • 23:59

En el vecindario de Broxbourne, donde vive en las afueras de Londres, desde hace varias semanas Osvaldo Ardiles tiene un huésped de lujo: Ricardo Julio Villa . Juegan al golf todos los días y pasean en familia. El plan perfecto antes de embarcarse próximamente rumbo a Madrid, para sentarse con las leyendas de los Spurs en el estadio Wanda Metropolitano y estremecerse con la definición de la Champions League. Esa atmósfera atrapa a 'Ricky', que viaja en el tiempo. "Cuando aterricé en Londres, nunca imaginé que Tottenham marcaría mi vida. Hoy los hinchas, cuando me reconocen, me recuerdan momentos muy puntuales con tantos detalles que parece que cada historia sucedió ayer. Estoy en la historia del club y es muy lindo sentir eso. Este club es como mi casa en Europa", agradece. Y lo dice un hombre que por nada cambia el aire de campo de su Roque Pérez natal.

La barba de siempre, naturalmente canosa desde hace mucho tiempo. Habla pausado con LA NACION, pero encendido. En el antiguo estadio White Hart Lane marcó un tanto contra Nottingham Forest en su debut. Después, convirtió otros 17 en 133 encuentros con Tottenham Hotspurs. Pero uno ingresó en el altar de los Spurs. Una apilada de izquierda al centro que terminó en la red de Manchester City para ese 3-2 final que sirvió para ganar la FA Cup 1981. A esa invención de Villa la distinguieron como el mejor gol del siglo XX en Wembley. Después de 37 años, 'Ricky' confiesa: "Fue el mejor partido de mi vida". También iba a ganar la FA Cup del 82 y la Charity Shield 1981, igualmente conocida como Community Shield.

Villa no quiere confundir las épocas ni cosechar méritos ajenos. Aquellos años resultaron fabulosos, pero el próximo sábado realmente puede ser único. "Este es el momento más histórico del club, el más trascendente. Muy diferente al nuestro porque cambio la época, la sociedad y también el fútbol. Antes, aquí se jugaba al pelotazo largo, a dividir la pelota y apostar por la segunda pelota, como se conoce hoy. El medio campo se ignoraba. Hoy, la posesión es muy valorada. En Inglaterra ya nadie juega como en nuestra época. Inglaterra se ha sudamericanizado en los últimos años. La Liga se volvió más vistosa, hasta convertirse, para mí, en la mejor liga del mundo".

Tottenham y Liverpool definirán la Champions. Mañana, Chelsea y Arsenal resolverán la Europa League. Pero en Inglaterra, manda Manchester City. No había antecedentes de un club atrapando el póker de Premier, FA Cup, la Copa de la Liga y la Community Shield, pero los cityzens acaban de conseguirlo. "¿Quién es el mejor? A mí me gusta Guardiola y su propuesta. Creo que, más allá de que no esté en la definición de la Champions, el mejor de todos es el City. Por sus jugadores de categoría y porque dispone de un recambio muy interesante", asume Villa.

Tantos años juntos..., momentos brillantes y otros angustiantes. La guerra de Malvinas los atravesó a Villa y a Ardiles. 'Ossie' dejó Londres para jugar el Mundial de España '82 y luego se marchó seis meses a préstamo a París Saint Germain. 'Ricky' se quedó solo. Nunca los agredieron, pero en varias canchas les recordaban el conflicto. Hasta algunos sectores sensacionalistas de la prensa narraban que eran reservistas del ejército argentino e iban a ser llamados a combatir para matar ingleses. José Ardiles, aviador, primo de Osvaldo, murió en Malvinas. Se trató del primer piloto argentino caído en la guerra. "Entre mis amigos ingleses, recuerdo, me tranquilizaban. Me decían que no era una pelea entre los pueblos, sino entre poderes. Pero igual me sentía incómodo, en ese momento no podía dejar de pensar que estaba en el país enemigo", relata Villa.

Para los que no lo vieron, Villa era un futbolista con que jugaba con aires de Juan Román Riquelme, pesado y pensante. En Inglaterra, un espécimen raro a finales de los '70. "Han transcurrido los años, Osvaldo y yo no jugamos hace tantísimos años, pero acá nos siguen recordando, lo que es una satisfacción muy grande. El fútbol pasó y quedamos en la memoria colectiva, entiendo porque les rendimos bien y nos comportamos mejor", cuenta 'Ricky', ayudante de campo de Ardiles en aquella aventura de Racing 2003. Para certificar lazos inseparables.

-Solo le digo Pochettino.

-"He is special", cantan los hinchas, y es verdad. Mauricio es distinto al resto, es genial. Pero, así como él, cualquier argentino que va a Europa tiene una impronta diferente, porque no nos criamos dentro del orden que tienen los europeos. Pero una vez que estás acá, esas estructuras te sirven. Y Pochettino lo está haciendo muy bien. Transmite un amateurismo muy bueno, es sencillo, agradable, con mentalidad europea e instinto sudamericano. El ha revolucionado al club y a humanizado al fútbol.

-¿Qué final se imagina?

-Acá están todos enloquecidos. A mí, Tottenham me transmite mucha confianza; quizá, si vemos las individualidades, tal vez Liverpool tenga más calidad y sin dudas, si vemos los dos presupuestos, la final se inclinaría para Liverpool. Pero afortunadamente no es así. A mí me impacta el coraje de este equipo: le hizo tres goles a Ajax y al City como visitante..., ¿cuántos lo consiguieron? Diría que la final es 50 y 50, pero un poquito más para Tottenham por su espíritu. A los hinchas que me cruzo les dio, 'si quieren ganar títulos, por lo menos tiene que haber dos argentinos en el plantel. ¡Y ahora hay tres! Lamela, Foyth y Gazzaniga. Fantástico".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.