Sólo en la NBA: la ovación para Nowitzki, a pedido del entrenador rival

El saludo de Dirk Nowitzki al público
El saludo de Dirk Nowitzki al público Fuente: AFP
(0)
26 de febrero de 2019  • 13:39

Una de las virtudes del alemán Dirk Nowitzki para triunfar en la NBA fue su frialdad en el juego. La capacidad para abstraerse de los momentos que para otros son tensos desde lo emocional. Para él no había momentos difíciles en los finales cerrados. Pero esta es una temporada diferente. Es la última. Comenzó viendo todo desde el banco, por una lesión y apenas en el último mes pudo sumarse al equipo de Dallas.

Por eso cada partido fuera de casa es considerado importante. Hubo momentos de emoción el 30 de enero pasado, cuando se despidió del Madison Square Garden. Y también en Charlotte, durante el All Star Game. Lo de anoche lo desbordó. En su rostro se notaba la emoción como pocas veces y todo fue por el reconocimiento de un rival.

Doc Rivers, en pleno discurso durante el partido
Doc Rivers, en pleno discurso durante el partido Fuente: Reuters

Doc Rivers, entrenador de Los Angeles Clippes, hizo detener el juego a 9 segundos del final con el partido definido (éxito de los locales por 121 a 112). Durante el tiempo muerto el coach Rivers no habló con sus jugadores. Pidió el micrófono para hablar con el público. Les dijo que necesitaba una ovación para el mejor jugador europeo de la historia de la NBA.

Nowitzki estaba cumpliendo su partido 1500 en la NBA y en esta especie de gira de despedida en la que se convirtió la temporada, todos aprovecharon para recordar sus logros.

El alemán, que llevó a los Mavericks a ser campeones en 2011, cumplirá 41 años en junio, y respondió emocionado a los aplausos del público. Es el séptimo máximo anotador de la historia de la NBA con 31.310 puntos. Fue MVP en la temporada 2006/07 y MVP de las finales en 2011.

El encuentro entre Rivers y Nowitzki
El encuentro entre Rivers y Nowitzki Fuente: AFP

Entre las noches emotivas que ofrece Dirk Nowitzki y la irrupción estelar de Luka Doncic, Dallas está completando una temporada inolvidable, pese a que desde lo deportivo los resultados no son buenos. Con 26 triunfos y 34 derrotas está muy lejos de la zona de playoffs.

Sin embargo, con la presencia de Doncic y la reciente contratación de Kristaps Porzingis (está lesionado y es muy difícil que juegue este año), los Mavericks apuestan a una gran renovación para la era post Nowitzki.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.