Coronavirus en la Argentina: Paula Pareto entrena, ejerce la medicina y también dona sangre

Después de cumplir una cuarentena obligatoria para prevenir el coronavirus, Pareto entrenó, volvió a su trabajo y donó sangre.
Después de cumplir una cuarentena obligatoria para prevenir el coronavirus, Pareto entrenó, volvió a su trabajo y donó sangre. Crédito: Instagram Paula Pareto
(0)
27 de marzo de 2020  • 14:02

Entrena judo, es médica y además dona sangre en un momento fundamental. Paula Pareto es una de las figuras destacadas de la historia que se está escribiendo sobre esta época: la del coronavirus. La judoca es la primera deportista mujer argentina que obtuvo una medalla olímpica dorada en los juegos de 2016 y es un ejemplo para imitar en espíritu de disciplina y generosidad.

Enterada de la crítica situación que atraviesan los bancos de sangre debido a la cuarentena provocada por la pandemia mundial, la doctora Pareto no dudó en tomarse un rato para donar sangre y ayudar a la causa. La situación es preocupante. Desde la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados y la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento, que agrupa a los prestadores de salud privada, advirtieron que la cantidad de donaciones cayó un 80% y que de continuar con este escenario se terminará el stock.

La deportista publicó una foto en su cuenta de Instagram donde se la ve vestida con su ambo en plena donación. "Ayudemos a ayudar. ¿Se animan a donar sangre? En mi caso fue algo que siempre quise hacer pero por mi peso o por hacer deporte de alta intensidad nunca me dejaron. Hoy, ante la escasez total de dadores, la situación de salud actual lo necesita más que nunca y por la falta de certeza en la vuelta a los entrenamientos de alta intensidad, aprovecho para poder cumplir ese deseo. Todo tiene su lado positivo", escribió.

Una de las imágenes que Paula Pareto publicó en su Instagram para animar a otros a donar sangre como lo hizo ella.
Una de las imágenes que Paula Pareto publicó en su Instagram para animar a otros a donar sangre como lo hizo ella. Crédito: Instagram Paula Pareto

Pareto trabaja en el Hospital Melchor Posse, en San Isidro. No deja de moverse. En sus stories de Instagram abundan los entrenamientos caseros en tiempos de aislamiento que incluyen ejercicios de fuerza y prácticas con una soga atada a una ventana que imita los movimientos del judo con una pareja contrincante.

Después de cumplir con la cuarentena obligatoria luego de un viaje a Rusia relacionado con su actividad deportiva, Pareto regresó hace tan solo unos días a su rutina habitual.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.